Crisis del Coronavirus

La ventana del café

Raúl, copropietario de The Class Bar & Cocktail

Cuando el Gobierno cierra una puerta, la hostelería abre una ventana. Y ese es el espíritu. Así resisten muchos bares riojanos a abandonar por un mes sus delantales ni tampoco a sus clientes habituales.

Unos clientes que asumen las nuevas restricciones establecidas por el Gobierno regional por las cuales se prohíbe el consumo en el exterior y en los alrededores del local. «Pero ellos siguen viniendo como antes, no fallan a su café de cada mañana», asegura Raúl, copropietario de The Class Bar & Cocktail.

No lleva la cuenta de los vasos que sirve entre las 8 y las 12 horas, cuando permanece abierto el local, solo en horario de desayuno. Pero durante ese periodo de tiempo el ritmo de actividad no frena. Cafés, bollería, bocatitas… la cola se va creando en la acera de Avenida Portugal y Raúl, con su indumentaria de mascarilla y delantal, asoma la cabeza por la que se ha convertido en la ventana del café.

Subir