La Rioja

Logroño vigila la competencia desleal entre comercios esenciales

La Policía Local de Logroño desarrolla estos días una campaña de inspección en los establecimientos considerados esenciales para evitar la competencia desleal con otros comercios que están cerrados, con el fin de garantizar el cumplimiento de la nueva normativa para prevenir el COVID-19, que solo permite la venta de productos de primera necesidad en establecimientos considerados esenciales.

Esta campaña pretende evitar la competencia desleal que supone que los locales que pueden permanecer abiertos despachen productos no esenciales, por lo que se exige a estos establecimientos precintar el acceso a los productos que no son de primera necesidad o su retirada de la venta.

En esta línea, tras la entrada en vigor el pasado viernes de las nuevas restricciones, la Policía Local ha detectado un «alto cumplimiento» de la normativa por parte de la hostelería y el comercio.

El informe policial recoge que en las inspecciones realizadas por agentes de la Policía Local a lo largo del pasado fin de semana para comprobar que las actividades declaradas no esenciales se ajustaban a la nueva normativa se ha registrado un «altísimo grado de cumplimiento por parte de estos sectores afectados».

El informe recoge tan solo una denuncia a un bar por tener montada la terraza y algunas advertencias a diversos locales de hostelería y churrería sobre la prohibición expresa del consumo de los alimentos adquiridos en la vía pública, que fueron atendidas con la colocación de carteles informativos para los usuarios de estos establecimientos.

Respecto de los centros comerciales, la Policía Local de Logroño destaca la paralización total de la venta de productos no esenciales, dejando abierta solo las secciones dedicadas a alimentación y productos autorizados, limitando el acceso al resto de productos.

Subir