Crisis del Coronavirus

La evolución de la pandemia aborta la huelga en la central térmica de Arrúbal

Los trabajadores de la central térmica de Arrúbal, que llevaban en huelga desde este lunes, han acordado en asamblea finalizar el paro de forma anticipada, «por responsabilidad con la sociedad, el preocupante estado de la pandemia con las restricciones de movilidad anunciadas por el Gobierno de la Rioja, por nuestros compañeros y también por la empresa, se ha decido en asamblea realizada al efecto el dar por finalizada la misma.»

El principal motivo de la huelga ha sido mostrar el rechazo a las medidas que la empresa Contour Global ha impuesto «de forma unilateral» y que «ponen riesgo el empleo de ocho trabajadores, además de empeorar gravemente las condiciones de seguridad, de trabajo y económicas de una parte de la plantilla». «Casualmente, el mismo grupo de trabajadores que han sido declarados esenciales durante la pandemia por ser los encargados de mantener la planta en condiciones óptimas de seguridad y de operatividad», detalla el Comité de Empresa de la central.

«Al convocar esta huelga y tener que pensar en los servicios mínimos a adoptar hemos sido también conscientes de lo limitada que ya a día de hoy está la plantilla por encontrarse por debajo de los que habían sido decretados durante varias huelgas generales habidas en los años 2010 y 2012», apuntan USO y UGT. Como consecuencia, «la totalidad de la plantilla que compone los departamentos de Operación y Mantenimiento han sido declarados servicios mínimos y, aún así siguen siendo inferiores a los decretados en las huelgas mencionadas anteriormente», algo que ya ha sido denunciado en Inspección de Trabajo y puesto en conocimiento de la Consejería de Desarrollo Autonómico de La Rioja.

Así las cosas, los trabajadores han optado por retomar la normalidad y «seguir trabajando con la responsabilidad e intensidad que hemos demostrado durante todos los años de operación de la planta y que han tenido su reflejo en los brillantes resultados económicos de la empresa».

«El objetivo de la huelga y las movilizaciones ha sido única y exclusivamente defender a nuestros compañeros de lo que consideramos un comportamiento abusivo por parte de la empresa. Esto no es incompatible con buscar lo mejor para la compañía y la sociedad, motivo por el cual retomamos nuestra actividad normal y pedimos a la empresa que reconsidere su actitud y muestre que su compromiso con los trabajadores está a la altura del que estos han demostrado siempre hacia ella», concluye el comunicado del Comité de Empresa.

Subir