La Rioja

El PP cree «inadecuada e inoportuna» la subida de tarifas del urbano

El portavoz del grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Logroño, Conrado Escobar, ha calificado este lunes de «inadecuada e inoportuna» la modificación de las tarifas del autobús urbano aprobada por el Gobierno local.

«Los logroñeses inician el año con un incremento en el precio del autobús urbano que se suma a los incrementos en los impuestos y en las tasas municipales. Un incremento en un momento en el que muchas familias logroñesas están pasando por una situación económica complicada», ha señalado Escobar, que ve en la medida «un nuevo ejemplo de una forma de gobernar alejada de las necesidades y los problemas de los vecinos. Un nuevo ejemplo de una forma de actuar de Hermoso de Mendoza que en lugar de mejorar la gestión opta por aumentar la presión fiscal».

«No compartimos el alto incremento del billete individual de 0,70 céntimos a 1 euro, ni el incremento en el bono para jubilados, uno de los colectivos más golpeados por esta pandemia», ha añadido el portavoz del PP de Logroño.

Los populares han explicado que trabajar en los precios del autobús urbano «debe hacerse de manera simultánea a implementar mejoras en el servicio y con un análisis del momento concreto que vive el transporte público de Logroño en un contexto COVID».

Conrado Escobar advierte de que «las nuevas tarifas tienen el riesgo de desincentivar aún más el uso del transporte público, algo que no compartimos en la política de movilidad urbana que defendemos».

Así, respecto al alto incremento en el billete ordinario, han señalado que en muchos casos es la puerta de entrada para nuevos usuarios del servicio: «Se argumenta la necesidad el redondeo pero se obvian otras posibilidades intermedias de redondeo, como 0,70, 0,80, ofrecen posibilidades de cambio que también mejoran la situación actual. Y sobre todo, el Gobierno se olvida de otras medidas que hemos venido proponiendo desde el Grupo Municipal Popular, que contribuirían igualmente a reducir los tiempos de acceso al autobús, como son la posibilidad de pagar con tarjeta, teléfono móvil, etc. Alternativas que no parecen interesar al Ejecutivo local, que prefiere acudir al afán recaudatorio más que a un funcionamiento eficiente del servicio».

Los populares han sido también muy críticos con el incremento del 53 por ciento en el bonobus para los mayores de 65 años, «un colectivo que en muchos casos no tiene otras alternativas de movilidad».

Han criticado además los cambios introducidos en el bono de estudiantes, en el que se ha suprimido el requisito de esta empadronados en los tres municipios cubiertos por el transporte urbano y el requisito de edad existente hasta la fecha.

Estos cambios «tendrán consecuencias en el coste del servicio, si se tiene en cuenta que la bonificación de estos billetes se sufragaba por los tres Ayuntamientos implicados, y no solo por el Ayuntamiento de Logroño», critican, señalando que «este reparto de costes será a partir de ahora inviable». Y cualquier matrícula en cualquier universidad por cualquier persona dará derecho a la reducción del billete. «Un estudiante de Cádiz de 40 años, que pase unos días en Logroño, se beneficiará de un precio del billete similar al de un vecino de la ciudad mayor de 65 años», apunta el PP.

Subir