Deportes

La San Silvestre de Logroño: sin horario y con recorrido libre

Logroño volverá a despedir el año haciendo deporte. Rubén Antoñanzas, concejal de Deportes, ha confirmado este viernes la organización de la San Silvestre 2020, una prueba tradicional que se celebrará a pesar de la pandemia.

Será, no obstante, un poco diferente en las características que en sus 36 años de celebración la han convertido en un clásico de la ciudad.

«Mantenemos el 31 de diciembre como fecha de celebración, frente a propuestas de establecer más días o incluso una semana, pero no fijamos un horario determinado para evitar aglomeraciones y concentraciones de participantes». Así, y a lo largo de todo el último día del año, los inscritos podrán completar el circuito que deseen en una de las cuatro modalidades propuestas (corriendo, paseando, en bicicleta o en patines), quedando reflejado el esfuerzo en una app especialmente diseñada para este evento.

«Es una carrera virtual, un concepto al que este año nos hemos tenido que acostumbrar, confiando en que pronto podamos volver a las carreras populares de antes pero contentos por conseguir que el deporte pueda continuar. En este año hemos trabajado mucho porque la población siga activa, partiendo de la base de que el deporte es salud pero también de que se puede practicar con seguridad. La San Silvestre es un claro ejemplo de que es posible. Precisamente este año no podíamos dejar de celebrarla, además de que tenemos muchos corredores y personas para las que es una tradición participar en esta prueba que nos la estaban pidiendo», ha indicado Antoñanzas.

Solidaria y con disfraces

Desde Logroño Deporte se está terminando de cerrar los detalles de la edición número 36 de la San Silvestre, aunque ya ha avanzado Antoñanzas que volverá a ser solidaria con alguna de las entidades del tercer sector de la ciudad.

«Ahora más que nunca es momento de demostrar la capacidad movilizadora del deporte y su conciencia social. Tenemos muy presente el éxito que durante el confinamiento supuso la carrera ‘Logroño corre por sus héroes’, en la que participaron desde sus hogares 4.600 personas que donaron cerca de 20.000 euros. Estamos muy seguros de que el espíritu deportivo y solidario de los logroñeses se va a volver a manifestar», señala el presidente de la entidad.

Otro de los elementos que la singularizan a la San Silvestre y que no faltará este año es el concurso de disfraces. A través de la app y otros medios tecnológicos se habilitará que los participantes se saquen fotos disfrazados y las hagan públicas, accediendo a una clasificación y unos premios que ya son clásicos en el último día del año.

En cuanto la app esté operativa se abrirá el periodo de inscripción, que este año tendrá un precio único de 5 euros para mayores y niños. Cada inscrito podrá recoger una mascarilla que se diseñará para este evento en la instalación que previamente habrá indicado al apuntarse a la carrera (Lobete, Las Gaunas, La Ribera y Las Norias).

Una vez descargada la aplicación se podrán monitorizar los entrenamientos que se realicen los días anteriores, registrando a través de ella las marcas que se hagan el día 31 en la modalidad elegida, con la que se hará pública las distintas clasificaciones y otros datos de interés.

Esta San Silvestre será también especial, porque además de ser la edición 36 es también el 30 Memorial Tomás Mingot, un aniversario que Antoñanzas no ha querido pasar por alto, destacando la importancia de recordar a este catedrático y concejal de Educación y Deportes del Ayuntamiento de Logroño fallecido el 31 de diciembre de 1990.

«Va a ser una edición muy especial por muchos motivos. Estoy seguro de que los logroñeses así lo van a sentir y van a querer participar en ella para despedir este año que ha sido tan complicado. Desde aquí les animo a inscribirse», ha indicado Antoñanzas, quien ha recordado que el pasado año 7.098 personas corrieron la San Silvestre en las distintas pruebas que había: mini, popular y competitiva.

Subir