El Rioja

El pozo de los deseos: «Mantener la tierra con nombre de vino»

Momento de reflexiones. Los últimos minutos de la segunda jornada del Foro de NueveCuatroUno dejaban emociones a flor de piel entre los ponentes y también algún que otro asistente que aprovechaba la ocasión para ofrecer su punto de vista acerca de lo que esperan que sea Rioja dentro de una década. «Un cheque en blanco. Año 2030. ¿Cómo os gustaría ver a Rioja y el mundo del vino en la región?», introducía Manuel Martín. A continuación, un pozo que se fue llenando de deseos varios.

«Creo que el mundo del Rioja tiene que dirigirse hacia esa identidad propia porque no tenemos nada que envidiar a a otros lugares del mundo que también han hecho las cosas muy bien. Realmente, nos cuesta creérnoslo pero yo veo un 2030 con muchos turistas visitándonos, muchas bodegas elaborando vinos excelentes de viñedos especiales. Veo un entorno de Rioja fuerte y muy potente que va a lograr hacerse su hueco», remarcaba con optimismo Elena Larrea, directora de marketing del Grupo Faustino.

I Foro NueveCuatroUno – Diario de Vendimia | Nuevos proyectos y futuro del Rioja | Foto: Fernando Díaz (Riojapress)

Más escéptica se mostraba la concejala de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Logroño a la hora de hacer ese ejercicio de estimación a largo plazo. «No soy capaz de ver más allá de mañana o pasado mañana, pero puestos a desear me gustaría ver la Enópolis hecha realidad. Que Logroño sea el foco de elaboración del fantástico vino de su producción, de su desarrollo desde el mundo de la empresa y la universidad. Todo ello incrementando las visitas de turistas así como las pernoctaciones. Que se queden dos, tres o cuatro días para disfrutar no solo del vino sino de toda la ciudad», opinaba Esmeralda Campos.

El pozo de los deseos se va llenando. Diez años dan para muchos proyectos y avances en plena era digital. Desde el ámbito más innovador a pie de campo, María Paz Diago, como directora del Máster en Tecnología, Gestión e Innovación Vitivinícola de la Universidad de La Rioja, situó a La Rioja como referente a nivel internacional y con ella el propio máster y los estudios relacionados y a la Universidad de La Rioja: «Hago el ejercicio inverso y echo la vista diez años atrás y sí veo un avance importante a nivel de innovación tecnológica en viticultura. Ahora me gustaría ver implementados los proyectos que están ahora en fase de prototipo».

Para el CEO de JIG, apostar por una Rioja cumbre en 2030 es el objetivo. «Más allá de jugar a adivinar el futuro hay que saber la región que tenemos, una muy arraigada al mundo del vino, con historia y cultura, con nuestra forma de ser. Se trata de conjugar todo eso y elevar el discurso para conseguir que nos visite el turista, no millones de turistas», señaló y evocó así una especie de Toscana en La Rioja, «una zona que emocione».

I Foro NueveCuatroUno – Diario de Vendimia | Nuevos proyectos y futuro del Rioja | Foto: Fernando Díaz (Riojapress)

Se abría así un debate sobre el tipo de entorno que hay o se debe crear en La Rioja y las voces del público se hicieron notar. Pablo García Mancha al micrófono. «Cuando recorro la región me llama la atención lo descuidados que somos a la hora de cuidar los pequeños detalles de los entornos, aquellos que marcan la diferencia. ¿Como sería posible que todas las administraciones, incluyendo Gobierno, Ayuntamiento, CHE, … se pusiera de acuerdo para embellecer esos espacios que de por si son bellos y que con nuestro descuido violamos y destruimos?».

Pregunta lanzada por el periodista para la cual la concejala Esmeralda Campos encendió el micro: «Algo que parece muy sencillo cuando lo expones es también un tema muy educacional, porque se nota mucho quién ama y cuida su viñedo y quién no. Creo que tenemos un paisaje espectacular y no desmerecemos nada a la Toscana ni a ninguna otra región, pero reconozco que siempre hay margen de mejora».

I Foro NueveCuatroUno – Diario de Vendimia | Nuevos proyectos y futuro del Rioja | Foto: Fernando Díaz (Riojapress)

Desde otra butaca un asistente a la jornada reivindicaba dos carencias en Rioja: «coordinación y ambición». «Me gustaría poder llegar a tener esa gran referencia desde el punto de vista de la ambición y que exista un proyecto global de Denominación de Origen y no tantos proyectos enoturísticos diferentes en una región de estas dimensiones. Se puede ofrecer un paquete muy amplio a quien nos visita, pero los grupos económicos representados en ella ha de coordinarse más y ser más ambiciosos».

Todos de acuerdo en esa labor conjunta. «Es cierto que la unión nos haría mucho más fuertes», opinaba Elena Larrea, mientras que Esmeralda reconocía que «aunar estrategias en toda la región es importante», aunque reseñaba que en la capital ya habían conseguido esa unión de las bodegas a pesar de que todas ellas compitan en el mismo área. Un ejemplo de coordinación plasmado por María Paz Diago fue la iniciativa de las bodegas del Barrio de la Estación de Haro, «grandes bodegas trabajando juntas en un mismo camino».

Iñaki Gurría, por su parte, reivindicaba La Rioja como tierra con nombre de vino, ese mensaje turístico lanzado hace años al que el CEO de JIG se aferra desde entonces: «Hay que mantener lo que define perfectamente a nuestra región independientemente de las administraciones que entren porque, seamos sinceros, aquí se nos conoce por ser tierra de vino y tener una potente industria agroalimentaria». En esta línea defendió el «modelo de éxito indudable» de la DOCa Rioja remarcando que «ya se está trabajando en una oferta conjunta desde el punto de vista enoturístico».

I Foro NueveCuatroUno – Diario de Vendimia | Nuevos proyectos y futuro del Rioja | Foto: Fernando Díaz (Riojapress)

Subir