Gastronomía

El chef Juan Carlos Ferrando lleva el vermú y el ‘tardeo’ a tu casa

A grandes males, grandes remedios. El cierre de la hostelería en localidades como Logroño y Arnedo o la simple responsabilidad social nos ha privado en las últimas fechas de algo tan irrenunciable en nuestra vida social como el vermú o el ‘tardeo’. Cualquiera que los haya disfrutado sabe que su esencia trasciende al mero disfrute gastronómico: son ceremonias sociales que exaltan la fraternidad hacia nuestros amigos y seres queridos, con un buen picoteo como eje central.

Debido a la difícil situación epidemiológica, Juan Carlos Ferrando lleva desde el pasado verano rigiéndose por aquello de la montaña y Mahoma. Si los clientes permanecen en casa, allá acude el chef argentino para colarse en su salón con los platos estrella de su carta adaptadas al servicio a domicilio. «Lo que hemos hecho no es adaptar nuestra carta a la cocina para llevar, sino crear una carta específica porque nuestra cocina de restaurante es muy frágil; es de ya para ahora y con el proceso de transporte podría perder algunas de sus cualidades», explica.

«Mi cocina ha cambiado totalmente para este servicio, porque tienes que adaptar tus métodos para que en el momento en que el comensal se lleve el producto a la boca esté en su punto óptimo», detalla el cocinero. «Por ejemplo, en el restaurante apostamos por salsas muy concentradas y eso no se adapta bien a la cocina para llevar porque se se gelatinizan, se cristalizan o se quedan secas. En su lugar, rebajamos las salsas con fondos y caldos para que sean más maleables y que el producto final lo remate el cliente al calentar los platos en el microondas», explica.

Ahora, a su servicio a domicilio ‘Ferrando a tu Casa‘ con una selección de sus platos añade otra propuesta para disfrutar a la hora del aperitivo o de la merienda-cena. La nueva caja está pensada para compartir entre dos y cuatro personas e incluye seis mini-platos diferentes elaborados por Ferrando: gildas, empanadillas de buey al estilo argentino, ensaladilla rusa de gambas, pimientos rellenos de changurro, mini sándwiches de aguacate tostado y queso, y terrinas de queso fresco, gelée de miel y flores de hinojo. La caja se completa con una bebida a elección del cliente: el vermú riojano Mon Dieu! preparado o los clásicos cócteles Negroni o Sex on The Beach.

El objetivo de esta nueva variante del servicio es «ofrecer algo más informal, para picar y compartir en tu casa, que permita desarrollar en tu entorno la rutina social que no puedes hacer en la calle en estos momentos». Y aunque confía que la situación epidémica cambie a mejor «más pronto que tarde», su propuesta tendrá continuidad en el tiempo: «Nos hemos planteado la meta de seguir con ella hasta junio. Llegado ese momento pararemos, analizaremos, reflexionaremos y decidiremos sobre su continuidad».

Todas las opciones del servicio a domicilio están disponibles para Logroño y La Rioja, Rioja Alavesa, Vitoria y la Ribera Navarra y Tierra Estella, y están planteadas para ofrecer una alternativa gastronómica a domicilio mientras no sea posible volver a abrir el restaurante debido a las restricciones consecuencia de la pandemia.

Un servicio que va más allá de recurrir a una empresa de reparto para transportar sus productos: es el propio personal del restaurante el que lleva a tu casa la comida. «Buscábamos llegar nosotros mismos, con nuestro personal, para que al entregarte la caja también te dé las explicaciones oportunas para disfrutar nuestros bocados».

La puesta en marcha de la iniciativa no solo ha cambiado el ‘chip’ de Ferrando en la cocina: «Ahora llegamos a un público más joven y me hace mucha ilusión llevarles parte de lo que hacemos en nuestra casa para que lo disfruten en la suya». Se trata, en definitiva, de poder disfrutar en casa y sin necesidad de encender los fogones de las propuestas de cocina tradicional e innovadora en tiempos de crisis sanitaria.

Subir