La Rioja

Los centros jóvenes y las ludotecas de Logroño celebran un `Viernes 13´ terrorífico

Los centros jóvenes de Logroño y las ludotecas municipales celebran mañana conjuntamente el ‘Viernes 13’ con un pasaje del terror en el que podrán encontrarse con personajes escalofriantes de las películas del cine de horror, con los que están garantizados los sustos y una tarde de miedo.

El pasaje del terror se sitúa en la ludoteca Canicas (parque San Adrián) y se puede asistir, de 17:00 a 21:00 horas, con las medidas higiénico sanitarias exigidas por la normativa vigente ante la actual pandemia. Todos los participantes utilizarán gel hidroalcohólico antes de entrar y a la salida del recorrido, tendrán que llevar mascarillas y permanecer con ellas durante todo el recorrido, respetando la distancia de seguridad.

Esta terrorífica propuesta de los centros Jóvenes está destinada a niños y niñas de 9 a 17 años. Se realizarán dos pases, uno para participantes de 9 a 11 años, en horario de 17:00 a 19:00; y otro para los de 12 a 17 años, de 19:00 a 21:00 horas.

El pasaje del terror está lleno de sorpresas, sustos y pruebas diferenciadas adaptadas a cada grupo de edad a los que van dirigidas. Las inscripciones se pueden realizar presencialmente. Los grupos de 9 a 11 años deben apuntarse en la ludoteca Canicas y, los grupos de edades de 12 a 17, en los Centros Jóvenes.

«Fiesta del terror»

A cada participante se le dará la hora de ingreso al túnel del terror con el fin evitar aglomeraciones. Los pases se realizarán cada cinco minutos, en grupos reducidos de cinco personas.

A la entrada de esta “fiesta del terror” se habilitará y ambientará un espacio de recepción, atendido por un personaje terrorífico encargado de recibir e informar a las familias y posibles participantes de las estrictas reglas del pasaje. Un segundo personaje del cine de terror se encargará de tomar la temperatura y echar gel desinfectante a los atrevidos visitantes.

Una vez sobrepasada esta antesala del terror, se meterán en el pasaje de la bruja, quien con sus artes adivinatorias les leerá su destino a través de las líneas de la mano y visionará su futuro en una mágica bola de cristal.

Una vez pasado este trance, tendrán que superar la prueba del espejo de Verónica, en la que deberán invocar su espectro repitiendo su nombre nueve veces y responderle tres preguntas para poder proseguir el recorrido. En el siguiente obstáculo, los grupos deberán enfrentarse al infame Jack el Motosierra y, posteriormente, se encontrarán con la niña del exorcista, antes de pasar por el cementerio de Catrina, donde tendrán que descifrar unos acertijos para poder adentrarse en el Bosque tenebroso y encontrar la salida.

Subir