Gastronomía

La Cocina de Ramón apaga sus fogones: «Enterramos el hacha de guerra»

Los fogones de La Cocina de Ramón y La Parrilla Riojana se apagan. El propio Ramón Piñeiro ha reconocido que lo hace sin fecha de vuelta. «Lo hemos intentado evitar, pero es imposible seguir en estas condiciones y hemos decidido enterrar el hacha de guerra».

Piñeiro reconoce que necesita parar y replantearse todo otra vez. Las últimas medidas sanitarias adoptadas han provocado que, después de tantos meses de incertidumbre, cambios, normativas y restricciones, la situación sea insostenible.

«Esto no se va a acabar en tres semanas ni en cuatro. No es cuestión de aguantar hasta el mes que viene y después, ¿qué? Además, los delivery ya no son como antes. Ahora hay mucha gente haciéndolos, y es normal, pero eso lo cambia todo. Por no decir cómo tiene los bolsillos la gente, la mayoría en ERTE o en el paro…».

Foto: Croma Fotógrafos

El chef reconoce que el modelo de negocio que tiene va en contra de la situación. «Hoy nos dicen un aforo del 70 por ciento, mañana del 50, pasado solo en terraza, al otro día cierre completo… así es muy difícil seguir en pie».

Todo el personal de ambos restaurantes, dieciocho en total, se despide con la tristeza del momento, pero dando las gracias a todos sus clientes. «Nos habéis apoyado en todo momento, pero nos bajamos de esta locura».

«Haciendo balance, podemos decir que estamos orgullosos de lo que hemos conseguido en nuestra trayectoria, especialmente el Sol de Repsol y una mención Michelin para La Cocina de Ramón, y esperamos con todas nuestras fuerzas que esto sea un hasta luego, y no un adiós», finaliza.

Subir