Crisis del Coronavirus

Logroño pide evitar concentraciones en el cementerio en Todos los Santos

El concejal responsable del Cementerio Municipal, el edil de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Iván Reinares, ha explicado este lunes cómo se prepara el cementerio de cara al día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos.

Tras mantener una reunión con los técnicos municipales encargados de este espacio, ha afirmado que si la situación continúa como está hoy, es conveniente que la ciudadanía espacie sus visitas al camposanto logroñés y no las concentre necesariamente el día de Todos Los Santos.

El cementerio ampliará una hora su horario habitual, de 8 a 19 horas entre los días 26 de octubre y el 1 de noviembre.

Desde el día 30 hasta el 1 de noviembre, las fuentes no dispondrán de agua para evitar los contagios a la hora de recogerla. «Pedimos disculpas a las personas pero es necesario evitar cualquier riesgo de contagio», ha dicho, solicitando a la ciudadanía que acuda con agua desde su casa. En las escaleras que acceden a los nichos habrá gel hidroalcohólico para las personas que lo necesiten.

El día 1 de noviembre también habrá control de temperatura en los accesos al cementerio para evitar de la misma forma riesgo de contagio y en cada acceso habrá que aplicarse gel hidroalcohólico. «Aunque es un espacio abierto hemos querido también evitar que si alguien tiene fiebre pueda pasar al interior», ha explicado.

Iván Reinares ha destacado que en las últimas semanas se ha reunido con diferentes asociaciones, entre ellas la Asociación de Promoción Gitana, para, al igual que hizo durante el confinamiento, darle a conocer las medidas extraordinarias de este año. El concejal ha manifestado que la población gitana asumió las medidas «de forma ejemplar durante el periodo de confinamiento y ahora que estas fechas son sensibles en una población cuyas costumbres hacen que el día 1 de noviembre sea muy importante era necesario reforzar el mensaje y explicar las nuevas medidas».

El concejal también ha recordado las medidas para entrar en el camposanto: uso de mascarilla, distancia entre personas y evitar cualquier concentración de más de seis personas. También ha pedido paciencia a la hora de la limpieza en las zonas de nichos para que cada familia pueda limpiarlos y adornarlos con el tiempo que necesita. «Si es necesario esperar, pido a la gente que lo haga para que todos podamos estar de forma adecuada recordando a nuestros seres queridos, más aún este año que por las circunstancias que hemos vividos las familias además de la pérdida han sufrido la imposibilidad del duelo y de la despedida en el cementerio».

El concejal cree que con estas medidas y la visita escalonada podrá desarrollarse con normalidad la visita al cementerio este año. La Policía Local velará porque el tránsito al cementerio se desarrolle con normalidad y se cumplan las medidas sanitarias.

Por otra parte, el mercado de las flores, como es habitual todos los años, se establecerá en la plaza Joaquín Eguizalde los días 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre.

Subir