Gastronomía

La Winelover Experience marida los sabores más ‘top’ con La Rioja Alta S. A.

Buscar la excelencia sin renunciar al peso de la tradición es algo en lo que coinciden Wine Fandango y La Rioja Alta S. A. Por eso, cuando los vinos de la bodega jarrera se alían con los fogones del popular restaurante logroñés se producen dos certezas: que los asistentes saldrán felices y relamiéndose.

Así sucedió este pasado martes en otra Winelover Experience que suma la excelencia gastronómica a las medidas de seguridad que requiere la pandemia. La cata fue impartida por Diego González y Julio Sáenz, director comercial y enólogo del Grupo La Rioja Alta SA. En ella se cataron cuatro vinos de todo el grupo: Lagar de Cervera Albariño 2019 (DO Rías Baixas), Torre de Oña Martelo 2014 (DOCa. Rioja), Viña Ardanza Reserva 2012 (DOCa. Rioja) y Áster Finca El Otero 2016 (DO Ribera del Duero).

Por su parte, la propuesta de Winefandango fue la combinación de los ‘superalimentos’ y la tradición a través de cuatro tapas: ‘Ensalada de quínoa y verduras con crema de ajo blanco y aceite de piparras’, ‘Ensaladilla de bonito del Norte’, ‘Canelón de jamón ibérico’ y ‘Perrito de pan brioche con lomo asado, salsa cheddar y cebolla crispy’.

Advertimos que las siguientes imágenes pueden provocar una pequeña revolución en tu apetito:

Subir