Crisis del Coronavirus

La hostelería riojana cree «improvisadas» las nuevas medidas del Gobierno

Ante las nuevas medidas anunciadas este viernes por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que afectan especialmente a la hostelería, desde Hostelería Riojana y de España ceen que «no se puede responsabilizar a un sector y centrar todas las actuaciones sobre el mismo, sin contemplar en ningún momento medidas compensatorias».

El sector recalca que su actividad supone el 6,2 por ciento del PIB y que da empleo a 1,7 millones de personas en España, además de indicar que la caída de la demanda que sufre la hostelería supone que a día de hoy un 20 por ciento de los negocios hosteleros no hayan podido abrir todavía, y se estima que de aquí a final de año unos 65.000 establecimientos hosteleros cierren definitivamente, suponiendo una pérdida de empleos, entre directos e indirectos, de entre 900.000 y 1,1 millones».

Los hosteleros advierten de que la situación puede empeorar «si siguen regulando en la línea de lo anunciado hoy, sin contar con el sector y sin ofrecer soluciones de apoyo a la demanda y que garanticen la viabilidad de los negocios».

Desde Hostelería de La Rioja y de España defienden que se actúe «con contundencia» ante los «alarmantes rebrotes», además de indicar que «la seguridad de todos debe primar en las decisiones». Aun así, inciden en la «sensación de improvisación y falta de coordinación y claridad por parte del Gobierno, lo que impide a los empresarios poder establecer un plan de actuación y una correcta organización, con el consiguiente impacto adicional en su actividad».

Desde el sector reclaman al Gobierno «trabajo conjunto en la búsqueda de soluciones para que estas no supongan el hundimiento definitivo del sector». «Esta precipitación supone un grave perjuicio económico y empaña la imagen de un país en el que el turismo supone el 12,3 por ciento del PIB, según datos del INE».

El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, indica que «es increíble que se esté demonizando a un sector que, en su gran mayoría, se ha comportado de manera ejemplar, y desde el primer momento ha asumido medidas mucho más rigurosas de las que se han impuesto a otros actividades». «Atacar a los negocios hosteleros no es la solución a un problema que debe pasar por la responsabilidad y cumplimiento de la normativa por parte de todos, así como por un plan de prevención por parte de las Administraciones», añade, al tiempo que reclama «mayor rigurosidad», ya que «no hay evidencias científicas que avalen las decisiones adoptadas».

Subir