La Rioja

Los vecinos de la «Plaza de la Fuente Murrieta» no tiran la toalla

Todo empezó el pasado mes de febrero cuando una vecina de la plaza Alférez Provisional -ahora Plaza de la Diversidad- aprovechó el fin de una sesión plenaria en el Ayuntamiento de Logroño para expresar una petición que varios residentes de la zona llevaban pidiendo hace tiempo: «Queremos que nuestra plaza pase a denominarse como todo el mundo la conoce, Fuente de Murrieta».

A partir de este momento, las movilizaciones y recogidas de firmas se sucedieron entre los vecinos, hasta el punto de crearse una comisión que centrara todas las peticiones y solicitudes. «Presentamos al Ayuntamiento un montón de escritos que llevaban anexos bloques de firmas, hasta 2.700, y no recibimos ninguna contestación, así que decidimos presentar un recurso formal el 12 de marzo», explica Fernando Aisa, miembro de la comisión. La cosa se paralizó con la declaración del estado de alarma y, una vez retomada la ‘normalidad’, «nos contestan con un acuerdo desestimatorio breve fundamentado en un informe de Urbanismo».

Los vecinos entienden que la rotulación de las calles está dentro de las competencias de Urbanismo, «pero no es de esto de lo que hablamos. Estamos hablando de Participación Ciudadana, eso de lo que tanto hablan y poco usan». Fernando señala que «el Ayuntamiento nunca jamás se ha puesto en contacto con nosotros, ni nos han citado siquiera para dialogar. No hacen ni caso del sentir de la ciudadanía».

Llegados a este punto, la comisión no ceja en el empeño y este mismo martes ha vuelto a presentar un nuevo recurso de Reposición contra el acuerdo de Aprobación de la nueva denominación Plaza Diversidad del pasado 12 de febrero y contra el acuerdo del 3 de junio de Desestimación del Recurso que se interpuso el 12 de marzo. La comisión lo tiene claro: «Queremos que anulen las resoluciones y, tras los trámites oportunos, se dicte una nueva que apruebe la denominación Plaza Fuente Murrieta».

Hasta el momento se han recogido 2.700 firmas y el Ayuntamiento fija la Iniciativa Popular en 3.000, así que «en cuanto nos movamos un poco más nuestra petición se va a convertir en Iniciativa y así ya nos meteremos en otro campo de acción».

Subir