San Bernabé

El reparto del pez no sucumbe a la pandemia en Logroño

Los usuarios de Cocina Económica degustan el reparto más íntimo de las últimas décadas

Cuando hace doce meses los logroñeses despidieron las fiestas de San Bernabé «hasta el año que viene» ni por asomo podían imaginar que en la antesala del V Centenario tendrían que celebrar la festividad de su patrón en la intimidad.

El estado de alarma derivado de la crisis del coronavirus ha provocado la suspensión de los grandes actos de las fiestas de San Bernabé, entre ellas, el reparto del pez frente a los muros del Revellín. Al menos, en su formato habitual, ya que la Cofradía del Pez no se ha resignado a privar a Logroño de uno de los momentos más señalados del año.

Las habituales 30.000 raciones de trucha que se entregaban de forma habitual han dado paso este jueves a un reparto mucho más reducido y simbólico en la Cocina Económica de Logroño, donde el chef Lorenzo Cañas ha coordinado la preparación de unas 250 raciones para cumplir con uno de los votos del santo, que este año ha tenido como beneficiarios a los usuarios de la entidad social.

Subir