Crisis del Coronavirus

Un bar en Logroño, sancionado por abrir en pleno Estado de alarma

La Policía Nacional ha sancionado al dueño de un bar y un cliente en Logroño por incumplimiento de las medidas del Real Decreto de Estado de alarma. El local se encontraba con la verja a media altura.

Los hechos ocurrieron a plena luz del día. Una patrulla de la Policía Nacional que estaba de servicio observó cómo en un local, situado en una calle céntrica de nuestra ciudad, se encontraba con la verja a media altura y comprobaron que dentro se encontraba el dueño del bar y un cliente en su interior.

El dueño de la cervecería les manifiesto que estaba «aprovechando para realizar chapuzas y arreglando diversas cosas estropeadas del mismo», mientras que el cliente que se encontraba en el interior había acudido al mismo con «la intención de comprar unas cervezas».

Las sanciones por el incumplimiento de las limitaciones por el Estado de Alarma pueden acarrear sanciones para los ciudadanos que van desde multas de 100 euros y 600 euros por retirar una valla o precinto, hasta 30.000 euros por negarse a identificarse; o de hasta 60.000 por conductas que pongan en grave riesgo la salud de la población.

El importe sancionador será de entre 601 y 30.000 euros en caso de desobediencia o resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones, cuando no sean constitutivas de delito, así como la negativa a identificarse a requerimiento de la autoridad o la alegación de datos falsos o inexactos en los procesos de identificación.

Subir