Universidad de La Rioja

Así se ha adaptado la UR al estado de alarma

La Universidad de La Rioja ha adaptado desde el pasado día 11 su funcionamiento al estado de alarma y mantiene su docencia y servicios de forma no presencial.

En todas las asignaturas se está haciendo un seguimiento no presencial del estudiantado a través de distintos medios telemáticos. Destaca, entre ellos, el incremento notable del número de páginas vistas dentro del Campus Virtual -que ha aumentado hasta llegar a las 800.000 el pasado lunes-, así como el uso de herramientas como la videoconferencia, que se ha multiplicado hasta alcanzar la cifra de más de 2.000 sesiones la pasada semana y un volumen acumulado de más de 10.000 participantes en ellas.

En el segmento de las páginas vistas en el Campus Virtual, por poner un ejemplo de la evolución: el martes 3 de marzo se vieron 82.000 páginas; el martes 10, 90.000 (ambas, fechas previas al cierre de las aulas); el martes 17, 141.000; y el lunes 23 de marzo, un total de 800.000. Este incremento en el número de páginas vistas es un reflejo del volumen de materiales compartidos por el profesorado, ya que el número de sesiones simplemente ha aumentado en torno a un 20% porque el Campus Virtual era ya empleado por el alumnado como herramienta habitual en su proceso de aprendizaje.

Como se decía anteriormente, un aspecto del Campus Virtual que sí ha crecido notablemente -de forma lógica, ante la ausencia de la actividad presencial- ha sido la herramienta de videoconferencia. El lunes 16 de marzo tenían lugar 487 sesiones de videoconferencia (que multiplicaban por 20 el número habitual en un lunes). En total la pasada semana se superaron las 2.000 sesiones con más de 10.000 participantes totales.

Para que esto sea posible, para un aprovechamiento más completo de las oportunidades que ofrecen las herramientas del Campus Virtual se han intensificado estos días las sesiones de formación al profesorado, que todavía prosiguen durante esta semana.

Gestión

En el ámbito de administración y servicios, las principales aplicaciones que dan asistencia a la comunidad universitaria -el Portal del Estudiante y el Portal del Empleado, entre otros-, así como las herramientas de gestión, se encuentran en la nube y el habitual acceso online ha permanecido activo en todo momento.

Para las tareas de gestión se ha incrementado el uso de aplicaciones del paquete ofimático de la UR como soporte al teletrabajo, sumando las opciones de multiconferencia para la coordinación y el trabajo en equipo. Todo ello ha aumentado el ancho de banda consumido hasta cerca de los 70 Gb.

Además, se ha extendido a la totalidad del personal la posibilidad de conexión a través de la opción del escritorio remoto.

Así mismo, las líneas telefónicas de atención al público, tanto interno como externo, se han derivado a los terminales de la plantilla garantizando la complementariedad con la atención a través de correo electrónico.

Los equipos informáticos del personal empleado han completado con el parque de equipos portátiles del campus, que se han suministrado desde que fue decretado el estado de alarma para hacer posible mantener el nivel de servicio en todas las áreas de la administración.

Apoyo al estudio

Por su parte, la biblioteca universitaria dejó de ofrecer servicio de sala de lectura el miércoles 11 de marzo y servicio de préstamo el lunes 16, pero continúa trabajando para ofrecer recursos electrónicos y servicios no presenciales.

Las personas usuarias del servicio pueden contactar con la biblioteca en los teléfonos habituales y por correo electrónico, y se utilizan las redes sociales para difundir información puntual de novedades.

La biblioteca universitaria de la UR no solo cuenta con colecciones impresas y espacios. La colección electrónica de la biblioteca, ahora más necesaria que nunca, facilita el acceso a casi 200.000 libros y 9.000 revistas cuyos contenidos están disponibles desde casa a través del servicio umbral (al que pueden acceder los miembros de la comunidad universitaria vía online).

Así mismo, con el fin de acompañar la docencia no presencial, se ha preparado una selección de los recursos de más interés para el estudiantado, que tiene acceso electrónico a más 2.700 libros de las bibliografías básicas recomendadas en cada asignatura.

Por último, las personas usuarias podrán devolver los ejemplares que tuvieran en préstamo en el momento del cierre cuando se restablezca el servicio. Se mantiene, además, el préstamo interbibliotecario de documentos electrónicos.

La seguridad informática

En este periodo en que el uso de la red ha sido más intensivo, la Universidad de La Rioja ha incrementado las medidas de sensibilización de la comunidad universitaria para prevenir el ataque de virus, en este caso informáticos.

Se han facilitado consejos para alertar de las vulnerabilidades a que estamos expuestos como usuarios de herramientas informáticas y elevar el nivel de seguridad con que se desarrollan las tareas en red.

Se han compartido consejos sobre seguridad en el teletrabajo y conceptos básico de seguridad técnica para profanos, elaborados por el Servicio Informático de la UR.

Por otro lado, se han compartido recomendaciones de ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional, recomendaciones ante ataques de ‘phising’ y recomendaciones frente al COVID-19 VIRTUAL.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir