La Rioja

El VAR del Parlamento

Ahora que el Parlamento de La Rioja sale en Antena 3, le hemos dado a las sesiones un aire televisivo como si a la próxima fueran a venir Nacho Abad y Susanna Griso a hablar de la Arabako Mahastiak. Celso González y el coronavirus nos han puesto en el mapa. Ya sólo nos falta el equipo de fútbol en Primera. Por eso, nuestros diputados han adoptado poses actorales como si se jugaran miles de votos en cada intervención. Un gesto incorrecto, un verbo mal conjugado, un adjetivo inapropiado, una cita fuera de lugar (de estas hemos tenido todos), un tartamudeo, un carraspeo a destiempo… el que ahora usa mal la oratoria y el discurso público tiene la presión de saber que puede salir en la tele nacional. Y si no, que le pregunten al consejero de Hacienda, este jueves «algo más triste», según le comentó su antecesor Alfonso Domínguez. De ahí a perder unas elecciones sólo hay un par de entrevistas.

Esta presión nos obliga a estar todo el tiempo en tensión. En cualquier momento puede haber una frase ocurrente, una propuesta interesante e incluso vida inteligente más allá del atril. Incluso la típica tangana futbolera en la que todos se empujan y recriminan al árbitro a sabiendas de que su decisión no va a cambiar salvo que aparezca el VAR al rescate. Y nosotros en el Parlamento de La Rioja, ahora que salimos en Antena 3, tenemos nuestro propio VAR. Ya sólo nos falta el bar.

Los focos y las cámaras nos han cambiado a Jesús Ángel Garrido por Pablo Iglesias. El portavoz del PP se ha convertido en el líder de Podemos. No te precipites pensando que el popular se ha pasado al comunismo, el marxismo o el socialismo. Aquí se habla de oratoria. Y ahí, Garrido se ha propuesto emular a Iglesias en los debates electorales cuando sujetaba una Constitución en la mano y recitaba artículos como si fueran pasajes de la Biblia. ¿Que me hablas de vivienda? Te saco el artículo 47. ¿Libertad de expresión? ¡Venga ese artículo 20!

El diputado riojano tira más por las cosillas de andar por casa y el Estatuto de Autonomía. La política cercana. ¿Problemas con el efecto frontera? ¡A mí el artículo 46! Y si el consejero de Educación, Luis Cacho, se esfuma porque tiene una reunión con la ministra Isabel Celaá y sus preguntas no desaparecen del Orden del Día, pues hay que contestarlas. ¿Quién? Qué chorra más da si esto no hay quien lo aguante. Así que el presidente del Parlamento, Jesús María García, ha tirado por la calle del medio y ha venido a decir que tampoco era tan importante la respuesta, que pasábamos a otra cosa. Entonces… ¡ay entonces! Garrido ha invocado el artículo 62 de la Cámara para pedir aclaraciones al respecto y se ha liado la Marimorena. Que no, que no y que no.

Mientras Cacho hacía cosas de consejero en Madrid, Garrido aprovechaba la confusión para liar un 2 de mayo. Su compañero Carlos Cuevas se sumaba a la fiesta de las recriminaciones al presidente y el portavoz adjunto de Ciudadanos, Alberto Reyes, no se quedaba atrás. ¡Las preguntas en este Parlamento se contestan! Verbena y algarabía. Ya hemos encontrado nuestro juguete. Entonces, Jesús María García ha vuelto a tirar por la calle del medio. Amonestación para Garrido, amonestación para Cuevas y doble amonestación para Reyes, que movía los brazos al estilo italiano sin saber de qué tenía la culpa. «Ma che cosa fai».

La sangre ha llegado lo suficiente al río para que apareciera también en escena el líder de Ciudadanos, Pablo Baena, mostrando su apoyo al PP en caso de que entendiera que «la decisión vulneraba sus derechos» y presentara un recurso. Ya sólo faltaba que entrara de oficio la Fiscalía, Manos Limpias, Abogados Cristianos y José Emilio Rodríguez Menéndez. Y todo este jaleo porque nadie respondía un par de preguntitas sobre empleo y educación, así que hemos recurrido a nuestro VAR particular en el exconvento de La Merced: Francisco Ocón. El secretario general del PSOE ha reconocido el error en el Orden del Día -«se acepta y se subsana»- y ha repartido su clásica ración de estopa.

Entonces ha llegado la teoría del VAR, la libreta de Jesús Ángel Garrido y sus apuntes. Tenemos nuevo chascarrillo en la política riojana que tomaremos al pie de la letra. Una nueva máxima a seguir. «Si sale Ocón, mmmmmmmmmm, le ha ido mal al PSOE». Paco al rescate para mantener el pulso del Gobierno mientras los demás se empujan y protestan al árbitro. Él es el VAR. Él es Paco, Paco Ocón.

Subir