La Rioja

A remojo en febrero: las pozas de Arnedillo, hasta la bandera

Será por el cambio climático, por los caprichos de las isobaras o vaya usted a saber por qué, pero hemos llegado a un punto en el que cuesta adivinar en qué momento del calendario nos encontramos. Si hace solo una semana los primeros esquiadores se deslizaban por las pistas de Valdezcaray, siete días después ya tenemos a los primeros riojanos luciendo bañador.

Porque este sábado, aprovechando que ya nadie se acuerda de ‘Gloria’ por la primavera virtual que se ha instalado en La Rioja, las pozas de Arnedillo han echado humo y no nos referimos al vapor de sus aguas termales en contacto con el frío ambiente. Decenas de personas se han plantado en este entorno único para darse el primer bañito de 2020 y en el hotel no quedan plazas disponibles para pasar el fin de semana.

Tal y como están las cosas, no hay nada como la improvisación: si el tiempo viene fresco, a la sierra; si sobra hasta la chaqueta, pues a remojo.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir