Gastronomía

Ramón Piñeiro lleva sus patatas a la riojana 2.0 a Madrid Fusión

Logroño y Ramón Piñeiro se hacen notar en Madrid Fusión

La participación riojana en Madrid Fusión estaba reservada este martes a los golosos (Pol Contreras, repostero de Echaurren, disertaba sobre postres con chocolate), los sibaritas (sigue el Rioja copando el selecto TopWineSpain) y los adictos a la vanguardia. Para estos últimos preparó Ramón Piñeiro (La Cocina de Ramón) una versión futurista de las clásicas patatas a la riojana.

Hace ya años que, llevado por los vientos de la época, Francis Paniego deconstruyó uno de los platos clásicos de nuestra cocina. Piñeiro lo lleva un paso más allá y sirve en vaso de cóctel una crema de pimientos con espuma de patata rematadas por un pincho con ñoquis y chorizo.

Elaboración que despertó el interés de los visitantes a Madrid Fusión, que este martes se apiñaban ante el ‘stand’ de Logroño dentro del espacio Saborea España. Personalmente, la preparación me entró más por la vista que por cualquier otro sentido.

El rincón de la capital riojana en el congreso gastronómico ha puesto en valor (que no falte esta muletilla) los vinos de las bodegas logroñesas: Ontañón, Franco Españolas, Campo Viejo, Arizcuren, Marqués de Vargas, Marqués de Murrieta…

Otro tanto ha hecho el salón TopWineSpain con algunos de los mejores caldos de la DOCa. La selección, comisariada por Carlos Delgado, no la mejoraría ni Luis Enrique. A saber: El Regalo 2016 (Izadi), Culmen 2011 (LAN), Gaudium 2015 (Marqués de Cáceres), Aro 2016 (Muga), Trasnocho 2013 (Remírez de Ganuza), Cirsion 2016 (Roda), Hacienda Pradolagar 2015 (Marqués de Vargas), Los Prados 2016 (Ysios), Tilo 2016 (Castillo de Cuzcurrita), Calvario 2010 (Finca Alllende), Montes Obarenes selección terroir 2016 (Gómez Cruzado), Castillo Ygay 2010 (Marqués de Murrieta), Mirto 2014 (Ramón Bilbao), Edición Limitada 2016 (Rioja Vega) y Canterabuey 2017 (Viñedos de Alfaro).

El ‘Comando Rioja’ (Francis Paniego, Fernando Sáenz, Lorenzo Cañas, Ignacio Echapresto, Iñaki Murúa y Carolina Sánchez), que el pasado año pagaba 4.000 euros por una trufa para organizar después con ella una cena solidaria, no ha pujado esta vez en la subasta que organiza cada año la Diputación de Soria. En esta ocasión, los frutos a subasta fueron adquiridos por el hotel Pesquera de Peñafiel (una pieza de 450 gramos por la que desembolsó 3.200 euros) y el habitual Andrea Tumbarello (Don Giovanni), que aflojó 3.500 euros por una trufa negra de 750 gramos.

Este miércoles, en Madrid International Pastry, Fernando Sáenz hablará sobre los nuevos almíbares y David Chamorro (Aponiente) sobre los polisacáridos del mar. Y en el rincón logroñés, Chema Rello presentará el cóctel ‘Rioja preparado’, que elabora a partir de tempranillo blanco. Pero nosotros ya no estaremos aquí para contarlo.

Comentarios
Subir