El Sereno

Un «sablazo» de película: dos refrescos en el cine, casi diez euros

Acudir al cine en familia es uno de esos lujos que todos nos hemos permitido alguna vez en la vida. Lujo inmaterial, por aquello de compartir emociones con los más queridos, pero también con su componente material. Al menos, así lo entiende un lector que denuncia ante El Sereno el «sablazo» que sufrió en una sala de Logroño.

«Esperaba a que mi mujer y mi hijo saliesen de ver ‘Frozen II’ el día de Navidad y pedí dos refrescos en las taquillas», relata, adjuntando la cuenta del ‘capricho’: 8,80 euros de minuta. Sucede, además, que la cadena de cines en cuestión prohíbe desde hace varias semanas introducir ningún tipo de comida ni bebida a sus salas, obligando a los consumidores a adquirirlas en sus propias instalaciones. «No es un cine al que vayamos habitualmente y, a partir de ahora, lo haremos mucho menos», concluye.

Subir