Deportes

Más de 12.000 espectadores disfrutaron de la pasada ronda de Copa en La Rioja

La resaca de la Copa del Rey ha dejado hasta cuatro encuentros en territorio riojano, con una presencia acumulada de más de 12.000 espectadores en las gradas. El encuentro más popular fue el Peña Azagresa – Celta, que consiguió llevar a 4.000 aficionados a La Planilla. Le siguió el Comillas – Villarreal (3.300), el UD Logroñés – Marino de Luanco (2.745) y por último, el SD Logroñés – Eibar (2.185).

Calahorra vivió una auténtica fiesta, con cientos de desplazados desde Azagra, San Adrián, Rincón de Soto y demás localidades aledañas. El hecho de que los adultos tuvieran que pagar veinte euros no supuso impedimento para crear un gran ambiente. La ilusión de un modesto y la presencia de un Primera, con futbolistas como Hugo Mallo, Iago Aspas (no jugó) o el ‘Toro’ Hernández, creó un gran caldo de cultivo. Demasiado caótico, a tenor de los acontecimientos

También focalizó atención el partido del Comillas en Las Gaunas ante el Villarreal. Encuentro histórico para los de Javi Adán, donde el resultado no fue, ni de lejos, lo más importante (0-5). El barato precio de las entradas, la presencia de toda la familia azul y la atracción que siempre generan futbolistas como Ontiveros, Santi Cazorla o el Toko Ekambi. Además, la organización decidió concentrar a toda su hinchada en la Preferencia, dando un gran resultado.

La UD Logroñés fue el primero en jugar y se clasificó frente al Marino de Luanco (2-1). Los pupilos de Sergio Rodríguez despertaron un interés algo inferior a lo que acostumbran en liga. Aunque teniendo en cuenta que el rival no era demasiado atractivo y que hacía un día de perros, tampoco se pueden sacar conclusiones demasiado negativas. Los más valientes fueron los dos aficionados asturianos, solitarios en la grada.

Por último, la SD Logroñés fue el que menos aficionados consiguió atraer. A pesar de ser un encuentro ante un equipo de la máxima categoría, con jugadores como Orellana, Charles o Quique, el alto importe de los pases (20 euros para público general) pudo echar atrás a algunos aficionados. A pesar de todo, la entidad vivió la asistencia más alta de los últimos tiempos. Y es que el fútbol de élite siempre aporta un extra.

Comentarios
Subir