Deportes

El ‘cacao’ de la Copa del Rey en Logroño: tres equipos y un solo escenario

Otro conflicto a la vista por el uso de Las Gaunas, esta vez de cara a la próxima ronda de Copa del Rey. La UD Logroñés, la SD Logroñés y el Comillas podrían disputar tres partidos como locales en la misma semana (del 17 al 19 de diciembre). La SDL y los azules lo harán seguro ante su afición, al medirse a equipos de superior categoría. Ambos juegan en el Mundial 82, que actualmente no cumple con los requisitos mínimos para acoger encuentros de esta competición, según trasladan a NueveCuatroUno desde la Federación Riojana de Fútbol; y otras instalaciones -como el municipal de Varea o Pradoviejo tampoco se ajustan a los criterios de la Copa. Dicho de otro modo, el único escenario viable en la capital riojana es el Municipal de Las Gaunas.

Sin embargo, aquí no acaba la cosa. La UD Logroñés podría jugar su eliminatoria también en Logroño (dependerá del orden de extracción de las bolas en el sorteo que se celebra este domingo a las 12.30 horas), lo que implicaría que tres equipos opten por ocupar Las Gaunas. En definitiva, un auténtico quebradero de cabeza para los clubes implicados y los responsables de organización deportiva.

Y este sentido, el Ayuntamiento de Logroño -propietario de Las Gaunas- trabaja por encontrar una solución. Rubén Antoñanzas, concejal de Deportes, quiere esperar al sorteo para tomar una decisión, aunque afirma que sus opciones principales son dos; Las Gaunas o el Mundial 82: «Si juegan solo dos equipos en casa, podemos apañarnos con un partido el martes y otro el jueves». Todavía ningún equipo ha realizado solicitud alguna, ya que todos esperan a conocer a sus rivales para mover ficha.

Los candidatos

Tras su agónico pase de ronda ante el Barquereño, el Comillas se puede medir a todos los conjuntos de Primera División, excepto a los que disputan la Supercopa. Es decir, Getafe, Sevilla, Espanyol, Athletic de Bilbao, Real Sociedad, Real Betis, Alavés, Eibar, Leganés, Villarreal, Levante, Real Valladolid, Celta, Granada, Osasuna o Mallorca visitarán Logroño para medirse al cuadro jesuita.

Miguel Ángel Caro, su director deportivo, explica su postura: «Si coincidimos como locales tres equipos de la capital será más difícil intentar jugar en Las Gaunas, aunque todo dependerá del rival que nos toque. No es lo mismo Osasuna que Getafe, porque se presupone que el primero puede movilizar a mucha afición a Logroño y el segundo, no tanta».

La Federación Riojana de Fútbol ha explicado a NueveCuatroUno que, al medirse a un Primera División, el Comillas no puede jugar en el Mundial 82 porque sus instalaciones no cumplen todos los requisitos que plantea la competición.

Entre esas condiciones impuestas por la Real Federación Española de Fútbol se alude a un aforo mínimo de 2.000 espectadores butacas, sala de control ‘antidoping’, zona de prensa, medidas de evacuación y baños públicos.»Ayer había mil personas, muchos de pie, y un equipo de Primera no puede jugar en esas condiciones», explica Caro.

«¿Qué nos vamos, a Vitoria?»

Situación complicada para la SD Logroñés, que se medirá seguro a un equipo de Primera (tiene un 21,4 % de probabilidad) o Segunda División. Su presidente, Eduardo Guerra, ha comentado la situación: «Desde la Federación Riojana nos insisten en que el Mundial 82 no reúne las características necesarias».

Para tratar de anticiparse a este problema, Guerra explica que planteó «desde septiembre» esta posible situación al Ayuntamiento: «Se ha consultado y, en vez de adelantarse, nos dijeron que ya se vería si pasaba. Ahora nos va a quedar un mes y claro, problemas».

«Si no nos dejan jugar en nuestro terreno de juego, nos tendrán que dar una solución», explica el presidente de la Sociedad Deportiva, quien cree que Las Gaunas es el único campo que reúne los requisitos. Y remarca que sería un sinsentido jugar fuera: «¿Qué nos vamos, a Vitoria? No tiene ninguna lógica».

«No hay otro lugar para nuestros socios»

El último caso es el del actual inquilino (junto al EDF Logroño) de Las Gaunas, la Unión Deportiva Logroñés. La entidad blanquirroja se medirá a buen seguro al rival de menor categoría, pero no es ese su impedimento para mudarse temporalmente de estadio. «No hay otra instalación en Logroño que pueda acoger a nuestros 3.855 socios», explica su gerente, Miguel Isasi.

Ante el previsible conflicto, en la Federación Riojana abren la puerta a medidas provisionales, como la instalación de gradas supletorias: «Si viene un equipo de Segunda División que no movilice a mucha afición, igual se pueden acondicionar los alrededores del terreno de juego para disputar el partido en el campo de césped natural». No obstante, todo queda condicionado al sorteo del próximo domingo, que determinará el calibre del ‘cacao’ de la Copa del Rey y sus posibles soluciones.

Comentarios
Subir