La Rioja

La Asociación Riojana de Daño Cerebral Adquirido, al borde del cierre

Este sábado se celebra el Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido, una lesión repentina que se origina en el cerebro y se caracteriza por su violenta aparición y por las variadas secuelas que puede crear, dependiendo del área del cerebro lesionada y la gravedad de la lesión.

La principal causa de daño cerebral es el ictus, seguida de los traumatismos craneoencefálicos y enfermedades como las anoxias (falta de oxígeno), los tumores cerebrales o las infecciones. Algunas de sus secuelas son visibles, pero la mayoría no. Además de las físicas, el Daño Cerebral Adquirido (DCA) ocasiona problemas cognitivos, sensitivos, conductuales, funcionales y de comunicación, que suelen pasar desapercibidos a simple vista, pero que afectan demasiado a damnificados y familiares.

En La Rioja, la Asociación Riojana de Daño Cerebral Adquirido (Ardacea) es la que lleva a cabo diferentes actividades para sensibilizar a la sociedad y visibilizar esta enfermedad, además de desarrollar programas de atención sociosanitaria y de «información y ayuda a todas las personas que acuden a nuestra sede», señala María Teresa de Frutos, su secretaria.

Asimismo, «las personas que no pueden recibir ayuda por parte de las instituciones sanitarias, acuden a la asociación y les asistimos a través de nuestros profesionales: psicólogo, terapeuta ocupacional, trabajador social, logopeda y psicopedagogo, además de las diferentes actividades de ocio que realizamos».

Problemas de financiación

De Frutos afirma que «el problema comenzó el año pasado cuando habíamos acondicionado un local para convertirlo en nuestra sede. De un día para otro el casero nos dijo que teníamos que abandonar el lugar y se nos cayó el mundo encima, porque habíamos invertido mucho y lo perdimos todo».

En ese intervalo de tiempo, el Ayuntamiento de Logroño les cedió un espacio, pero necesitaba un proyecto y una inversión importante, así que solicitó ayudas a los diferentes organismos públicos de La Rioja, sin encontrar respuesta. «Se nos acababa el tiempo y así no podíamos seguir, por lo que pensamos en cerrar», señala De Frutos.

La secretaria de la asociación cuenta que «ante la promesa de los dirigentes del Gobierno en ese momento de ayudarnos, decidimos hacer un último esfuerzo a la espera de la ayuda prometida, alquilando un local provisional. Un año después, tras muchos esfuerzos de recaudación de fondos y recorte en las jornadas laborales de los profesionales de Ardacea, nos encontramos ante una situación similar, ya que el alquiler es bastante superior al que veníamos pagando y supone una importante partida del presupuesto».

Desde la asociación piden al actual Ejecutivo regional que «nos ayuden con nuestro proyecto de financiación y que la unidad de ictus que se inauguró el año pasado en el Hospital San Pedro de Logroño incremente el número de profesionales que tratan estos daños, ademas de que hagan una campaña de visibilidad y concienciación sobre la enfermedad».

De Frutos reconoce que en el Gobierno «están interesados en que salgamos adelante y tengamos una asociación como tienen otras comunidades, pero todavía no tenemos una respuesta».

Programa de actividades

La asociación no tira la toalla pese a las dificultades y esta semana «queremos hacer visible la necesidad de atención de las personas afectadas y promover la formación y sensibilización de profesionales, poderes públicos y toda la ciudadanía, para lo que hemos preparado varias actividades hasta el sábado de esta semana».

Los actos programados comienzan con una conferencia para profesionales en el CIBIR a cargo de la directora del CEADAC (Centro de Referencia Estatal de atención al daño cerebral adquirido), Inmaculada Gómez Pastor, de Roberto López Manrique, responsable asistencia y DUE y Emilio Ramos Jiménez, terapeuta ocupacional. Bajo el título ‘Presentación del Modelo de Atención al Daño Cerebral Adquirido, enfoque holístico y el equipo transdisciplinar’, la ponencia va a tratar sobre el modelo de atención y el rol del neuropsicólogo en el abordaje del DCA, los cuidados y la importancia de la coordinación y la terapia ocupacional en la rehabilitación de la enfermedad.

El siguiente acto de estas jornadas va a ser la lectura del Manifiesto este viernes a las 11:00 horas en el Parlamento de La Rioja. La lectura que va a correr a cargo de socios afectados por DCA y un testimonio de un familiar.

Y por último, y como suele ser habitual, este sábado se va a celebrar la fiesta del DCA en la Plaza del Mercado de Logroño, donde se va a informar a los ciudadanos de cómo afrontar el DCA, sobre la asociación y todo lo que los ciudadanos quieran conocer sobre ello.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir