Gastronomía

Una gastronómica vuelta al mundo sin moverse de San Mateo

A falta del «¡Viva San Mateo!» que la ‘mezcla’ de Carlos Jean suprimió en el cohete, el verso más coreado del Himno a Logroño es siempre ese que defiende que «nadie en Logroño se siente extranjero». Y mientras sigan alimentándonos así, la buena acogida a los forasteros está garantizada durante muchos años más.

Porque sin moverte del corazón de la fiesta, en Logroño has podido catar este domingo unos ‘mocochinchis’, empanadas tucumanas, patatas rellenas de cochabimbas… ‘Ríte’ tú de los gastrobares de Malasaña. Todo, gracias al San Mateo Intercultural, que ha vuelto a dar a conocer a través de la gastronomía la cultura de países como Marruecos, Colombia, Venezuela, India, Bolivia o Rumanía.

Comentarios
Subir