San Mateo

El guapo también sabe torear: puerta grande de ley para Cayetano en Logroño

FOTO: Eduardo del Campo

Pasaban las ocho de la tarde. Sonaba el Himno a Logroño. El cielo de la capital riojana oscurecía. Y en el albero, Cayetano empinaba una bota de vino para dar su trago más feliz girando sobre su propio cuerpo. Puerta grande. Dos orejas de ley. El tesoro en su mano, como el nombre del astado que se iba aplaudido por más de 6.000 personas. Plas, plas, plas, plas. Y hasta sangrar. El torero guapo que demostraba que también sabe torear. Y quien diga lo contrario, miente.

Cazatesoros (514 kilos). Domingo Hernández. El toro que esperaba Logroño. Quinto de la feria, primero para el recuerdo. Aplaudido en el arrastre, Cayetano solo ha tenido que ponerle la muleta delante. Y ya vale. Es mucho. Sin cambiarle el paso, sin torcerle el rumbo. Un éxtasis taurino para comenzar las fiestas. Por arriba y por abajo. Por delante y por detrás. Por la derecha y por la izquierda. Paso lento, destino seguro. Dos orejas y la puerta grande.

En los cuatros toros anteriores, cuatro orejas que bien podrían ser una. Si no es tu cumpleaños y quieres regalos, puedes acudir a La Ribera para recibir tu premio. Dos veces ha tirado el caballo el primero de la tarde, dos veces ha perdido la muleta Ginés Marín… y ninguna estocada buena. Un poco de espectáculo antes del tesoro a cazar de la tarde.Pero seamos serios.

FOTO: Eduardo del Campo

La primera de Urdiales, pese a algún destello intermitente, regalada. La primera de Cayetano, pese a algún pase bueno obligado por el toro, regalada. La primera de Gines Marín, pese a su cercanía y valentía, regalada. La segunda de Urdiales, buena, compramos. Buena faena y decente estocada. Jugando en casa, se entiende el cariño del público, pero no el fervor. Eso, para Semana Santa y la Virgen de la Macarena.

El respetable de Logroño ha demostrado que tiene fe. Cayetano ha demostrado que puede abrir la puerta grande sin remilgos. La justicia ha demostrado que es ciega y sus dos orejas al quinto de la tarde son de las que hacen historia. Este 21 de septiembre, en Logroño, el ‘torero guapo’ ha dado un paso al frente: «Yo también sé torear». Y olé.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir