El Sereno

‘Erre que erre’: Fomento suspende en ortografía en La Rioja

La misión de la ortografía no es otra que la de crear normas inequívocas para que cualquier hijo de vecino sea capaz de pronunciar correctamente una palabra con solo echar un vistazo al modo en que se escribe. De ahí su etimología: ‘grafía’ significa ‘escrito’ en griego y ‘orto’ es una cosa feísima en Argentina.

Hay confusiones frecuentes cuando se trata de acentuar alguna palabra, intercalar alguna que otra hache o colocar uves y bes, por citar solo algunos ejemplos. Que tire la primera piedra aquel que jamás haya cometido una errata, si bien  determinados organismos que deberían contar con la estructura necesaria para evitar que las faltas de ortografía creen confusiones innecesarias.

Los topónimos son uno de esos casos en los que conviene prestar especial atención, porque el riesgo de que varias generaciones nombren a una localidad con una pronunciación errónea supone toda una condena para sus vecinos. Y en La Rioja tenemos un ejemplo de ello, justo al abandonar el peaje de la autopista en Haro.

Si giramos con nuestro vehículo hacia la izquierda tendremos cinco posibles destinos: Logroño, Santander, Ezcaray, Santo Domingo y ¿Casalareina? El Sereno desconoce si hasta la señalética han llegado los recortes ministeriales, pero alguien con más hambre de la recomendable se ha ‘comido’ una de las erres que evitaría que todos aquellos que no conocen esta bonita localidad riojalteña pronuncien su nombre con cierto acento británico. ‘Casalareina’ no, ‘Casalarreina’. Erre que erre.

*Puedes enviar cualquier ‘denuncia’ o curiosidad para la sección ‘El Sereno de NueveCuatroUno’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 600830812.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir