El Sereno

De candados del amor a pistones de la pasión en el Puente de Piedra

Hace tiempo que los candados del amor se pusieron de moda. Una forma de simbolizar el efecto de Cupido que ha llenado (sobre todo) puentes del mundo. Algunos hasta tal punto que asustaban como, por ejemplo, el Pont des Arts en París o el puente Milvio en Roma -este por influencia de la novela de Federico Moccia ‘Tengo ganas de ti’-.

Esto también llegó a Logroño, hace años, al Puente de Piedra, hasta que se limpió… Hoy, como atestiguan los ciudadanos al Sereno de NueveCuatroUno, siguen poniéndose algunos candados, aunque ya no con tanta masificación como antes.

Sin embargo, hay para quien un candado se debe quedar corto a la hora de sellar el amor -eso o que simplemente es un innovador- y ha dado un paso más: ha colocado un pistón, que bien podría denominarse ‘de la pasión’.

Pero el pistón, lógicamente, no va solo, también lleva su biela: esa que se hizo tan famosa hace años cuando se le rompió a Carlos Sáinz y le dejó a las puertas del título mundial de rallys. Seguro que Sáinz y Luis Molla no ven la biela como símbolo del amor…

*Puedes enviar cualquier ‘denuncia’ o curiosidad para la sección ‘El Sereno de NueveCuatroUno’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 600830812.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir