La Rioja

Un riojano protagoniza la foto viral del mayor festival ‘heavy’ de España

Suele ocurrir que las únicas barreras insalvables son las inmateriales. Esas que te martillean hasta la extenuación con mensajes del tipo «no vas a poder», «ahí no puedes estar» o «mejor quédate en casa». El resto de barreras, como casi todo en esta vida, plantean siempre una alternativa.

Llevan largo tiempo las entidades que trabajan con personas con necesidades especiales poniendo el foco en erradicar del imaginario popular términos como ‘discapacitados’ o ‘minusválidos’. Porque una persona con movilidad reducida no vale menos que otra que no la tenga y las capacidades de cada cual a menudo no tienen nada que ver con su condición física.

Y el mejor ejemplo de ello es Álex Dóminguez, un joven riojano que, sin comerlo ni beberlo, se ha convertido en todo un símbolo de que querer es poder. Su imagen gozando en la mejor tribuna del festival de heavy metal más importante de España ha dado ya la vuelta al mundo por su espectacularidad y por los valores que representa. Porque Álex quiso y el resto de asistentes al festival lo hicieron posible.

Ocurrió en el Resurrection Fest, un macrofestival que acoge cada verano el municipio lucense de Viveiro. Sobre el escenario se empleaba a fondo la banda Trivium, pero todas las miradas se dirigían al joven riojano, aupado por la multitud para que no perdiera detalle del concierto.

El rostro de felicidad de Álex no tardó en cautivar a las redes cuando una usuaria compartió un vídeo con este gesto de solidaridad, porque el joven podía haber acudido a la zona del festival habilitada para personas con movilidad reducida pero prefirió gozar como uno más en el ‘barullo’.

Desde entonces, la imagen no ha dejado de circular de móvil en móvil hasta sorprender, incluso, a alguno de sus profesores de Derecho de la Universidad de La Rioja. Eva Loza le dio clases en el primer curso y no oculta su grata sorpresa al ver la foto: «Me emocionó muchísimo; siempre me ha dado la sensación de que la silla de ruedas nunca ha representado un obstáculo o un complejo para él, pero verle en el concierto me ha emocionado».

«Sus límites solo son físicos»

«Es un alumno muy aplicado», destaca su profesora, subrayando que «sus límites son físicos» y que «intelectualmente está por encima de la media». Al respecto, Loza señala que «alguna vez le he tenido que ayudar a sacar y meter el ordenador de la mochila y a quitar y ponerse el abrigo, pero intelectualmente no solo sigue la clase, sino que responde muy bien».

Y no es para menos. Porque cuando uno tiene un deseo y se rodea de gente dispuesta a remangarse por hacer feliz a un semejante, no hay barreras que valgan.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir