Deportes

Carlos Lasheras: «Ahora volvemos a la cruda realidad»

Carlos Lasheras es un asiduo a los campos de fútbol, sea en los partidos de su equipo o en el de los rivales. Todo con el objetivo de conseguir futbolistas que puedan otorgar el soñado ascenso a la UD Logroñés. El de Beasain analiza la temporada que acaba de terminar: «Es para poner una nota muy alta al equipo, fue una temporada bastante completa y nos costó mucho la liga. Daría un sobresaliente, quedamos segundos y pasamos una ronda de playoff, y además superamos muchos obstáculos».

Lo que sí ha asegurado el director deportivo de la UD Logroñés como cercana es la renovación de Sergio Rodríguez como técnico: «Será entrenador del Logroñés. Sólo falta de la firma del contrato». Por otro lado, se ha definido como un hombre reflexivo y paciente, que medita mucho cada una de sus decisiones y escucha diferentes opiniones antes de sacar conclusiones. «Tenemos que decidir, valorar y mirar muchas situaciones», ha respondido a la pregunta de si será un proyecto rupturista o continuista.

Sobre la eliminatoria con el Hércules, ha analizado la derrota: «Nos enfrentamos a los mejores clubes de España, algunos con gran presupuesto y jugadores muy destacados. Te juegas a cara o cruz todo y en momentos puntuales se te va una eliminatoria. Esto es más complicado de lo que piensa la gente». Posteriormente, ha asegurado que quedar primero o tener la mejor plantilla no asegura nada y ha aportado ejemplos como el de la Cultural Leonesa, que se quedó fuera del tren del ascenso con un presupuesto en torno a tres millones de euros.

«Nosotros no podemos competir con muchos equipos. Salió una lista de una serie de equipos y nos ponían en la cabeza a nivel económico, no me lo podía creer», ha relatado. Para Lasheras la economía es importante, pero también el grupo humano, las lesiones o la experiencia: «Desde el utillero a los 10.754 que fueron a Las Gaunas, todos vamos mejorando y aprendiendo. A base de caer se conseguirá un día el ascenso». Esta fórmula fue utilizada por equipos como Alavés o Eibar, que ahora disfrutan de la élite.

Las Gaunas blanquirroja. | UD Logroñés – Hércules CF | Foto: Eduardo del Campo

«Tenemos que tener los pies en el suelo, hay que ser humildes y pensar que ahora empieza otra temporada. Pensamos en Leioa o Barakaldo, ya no en Alicante, Ponferrada, León o Huelva. Volvemos a la cruda realidad», afirma, en referencia a la liga regular, donde habrá muchos escenarios donde puntuar o ganar será difícil: «Habrá que ponerse el mono de trabajo». Para él, las lesiones han sido muy perjudiciales para el equipo: «Hemos competido en playoff con tres centrocampistas específicos y se nos lesionó el portero titular tres jornadas antes de la promoción».

Sobre la plantilla, afirma que su intención fue dotar al equipo de fondo de armario, para que el trasiego en la enfermería no se notase tanto. «Nosotros no podemos fichar diez o doce jugadores de alto nivel y nos tenemos que basar en una plantilla completa. El Grupo II es muy versátil y tenemos que ser capaces de adaptarnos a los diferentes campos y circunstancias», ha argumentado. En líneas generales, ha indicado que la intención es competir contra todos los equipos y cree que en esta temporada se ha conseguido.

El máximo responsable deportivo tiene una cosa muy clara: el punto de inflexión fue la victoria en Barakaldo. «Nos aupó a estar arriba y nos dio tranquilidad. Hemos ido poco a poco, con trabajo, profesionalidad y unión entre todos», ha reconocido. Sobre la figura de Sergio Rodríguez, también le da un sobresaliente: «Es la mejor temporada de la historia del club». El guipuzcoano ha intentado cambiar algunos aspectos del club, como el carácter ganador o la profesionalización en determinados aspectos (analista o psicología).

«Llegamos a un equipo un poco dormido y terminas con la sensación de que la gente ha despertado y quiere cosas grandes para el Logroñés. Ahora viene lo más difícil: ilusionar a la gente y hacer que en vez de 3.000 personas cada fin de semana, vengan 5.000 o 7.000», ha admitido. La política puede ayudar (o no) a esta progresión. Pablo Hermoso de Mendoza, recién elegido alcalde de Logroño, deslizó su pensamiento. «En esta ciudad hay mucha gente a la que le apasiona el fútbol (UD Logroñés y SD Logroñés), pero hay más deportes: baloncesto, balonmano, voley o bádminton».

Lasheras ha sabido esquivar la ‘polémica’ y no ha querido mojarse: «Mi tarea es el aspecto deportivo, me gustaría tener una ciudad deportiva, un campo en propiedad, un presupuesto mayor y tener 12.000 socios. Somos humildes y vamos a trabajar por conseguirlo».

Carles Salvador no desvela su futuro

La continuidad de Carles Salvador, uno de los baluartes más importantes de la plantilla (42 partidos jugados) está en riesgo. Suenan cantos de sirena desde Castellón, su ciudad natal. En una entrevista a ‘SER Castellón’, el centrocampista ha expresado sus sensaciones: «Ha habido algo de contacto conmigo, nada formal; pero me han preguntado por la situación personal y demás. A cualquier jugador de Castellón le gustaría jugar en casa, en Castalia; pero no es todo tan fácil».

Sobre su temporada, ha expresado su decepción por no haber podido llegar más lejos en la fase de ascenso. «Es difícil si no quedas primero, pero nos hemos quedado con un regustillo amargo. Es mi tercera temporada en Logroño y he estado muy a gusto. Además de lo personal, he tenido muy buenas sensaciones en Logroño», ha resumido. «Acabo contrato y el club se tiene que poner en contacto conmigo y veremos lo que pasa», ha añadido.

Pablo Bobadilla, con los más pequeños

El defensor blanquirrojo ha sido una de las grandes noticias de la temporada. Salió de la cantera y a base de trabajo se ha ganado la titularidad en el baluarte defensivo. El pasado miércoles, durante el ‘Ser Activos’, visitó a los alumnos del ‘Colegio Público Bretón de los Herreros’. «Mi ídolo es Caneda, es un auténtico profesional y el primero que quiere montar las porterías y recogerlas en el entrenamiento». Se deshace en elogios hacia su compañero de zaga.

Los más pequeños preguntaron al futbolista sobre su trayectoria, su desempeño en el terreno de juego y su relación con los compañeros: «Es mi primer año jugando fútbol profesional, el año pasado jugaba en Tercera, fue un cambio importante para mí. Somos un buen equipo y nadie te regala nada».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir