La Rioja

El Logroño del futuro: no aumentar su extensión sino la calidad de lo construido

«No aumentar su extensión sino la calidad de lo construido»

Logroño necesita renovar su Plan General Municipal. «Se trata de buscar la ciudad deseada, tener un modelo ilusionante de ciudad», explica Pilar Sampedro, directora general de Urbanismo del consistorio hasta 2018, resaltando que la participación de los ciudadanos es crucial en esta tarea, así como poner diferentes propuestas sobre la mesa.

Para dar luz a esta tarea se celebrará la jornada ‘Desafíos urbanos de Logroño: hacia un Plan General’, donde se detallará el avance de este proyecto que sentará las bases de cómo será el futuro de la capital riojana. Presentado públicamente hace unas semanas, está abierto a sugerencias de los logroñeses hasta el 30 de septiembre.

El avance del Plan General fue aprobado por todos los partidos políticos, salvo Cambia Logroño (abstención). El nuevo concejal de Urbanismo, Jaime Caballero, ha querido agradecer a los urbanistas de Logroño la realización de esta jornada y recalcar el protagonismo que la nueva corporación quiere dotar a su área.

«Es un verdadero privilegio poder escuchar a referentes nacionales de urbanismo, un privilegio que merece la pena trasladar a toda la ciudadanía para que participe en el acto y tome conciencia de la importancia que tiene el urbanismo en sus vidas. El urbanismo no solo embellece la ciudad, sino que creemos que modifica de alguna manera los hábitos diarios de los ciudadanos», ha indicado.

Los objetivos principales del nuevo Logroño

Según ha explicado Pilar Sampedro, el modelo de ciudad por el que apuestan está basado en «la consolidación y la regeneración urbana desde la innovación para el desarrollo resiliente sobre la cohesión social». «Queremos una ciudad que viva de lo que tenemos, pero que mejore lo que tenemos», ha añadido.

«Desde luego no se va a expandir Logroño, no se va a hacer como en revisiones de programa anteriores que se crearon muchos sectores de planeamiento nuevos, muchos barrios nuevos, sino que es un plan de urbanismo que mira hacia la ciudad consolidada, la ciudad que pisamos, y mejorar sus condiciones», ha aclarado, destacando que «habrá sitios donde esa intervención tenga que ser mayor», esos barrios o zonas en las que se tenga que buscar más soluciones.

Otro de los objetivos clave que recalca Sampedro en este avance tiene que ver con el cambio de paradigma y el modelo de ciudad en el sentido ambiental: «Esto se traduce, por ejemplo, en que no podemos seguir urbanizando de la forma que hemos hecho hasta ahora, que tenía más que ver con el siglo pasado».

«Sí que es verdad que conseguimos conquistar espacio público para los peatones, pero no estamos pensando en ningún momento en drenajes sostenibles o unas capacidad que tiene la ciudad que no las hemos desarrollado», ha enfatizado.

El tercer objetivo tiene que ver con las personas. «Una ciudad es de los ciudadanos y para los ciudadanos», ha sentenciado la funcionaria, que ha querido recalcar todas las disparidades que hay entre los ciudadanos y sus diferentes necesidades.

A partir de esos tres objetivos se suman otros cuatro más transversales: adaptarse a la legislación y buscar la transición digital, la participación (y sobre todo el consenso entre todos los grupos políticos) y la igualdad de oportunidades.

«Sí que es cierto que la visión que se tiene en este avance es que el urbanismo y la ciudad es un conjunto y está totalmente intrincado lo social, lo ambiental, lo edificatorio», aclara Sampedro. «Es un concepto holístico, es decir, que cuando estamos hablando de urbanismo, además de una disciplina, estamos hablando de la vida de las personas, por eso es tan importante que este documento recoja todo lo que los ciudadanos quieran aportar».

«Nos pasamos de frenada con la crisis»

Sampedro ha recordado, además, el modelo de expansión: «El urbanismo crecía y crecía a costa del suelo circundante de las ciudades lo que ha cambiado a partir de la crisis es la mentalidad».

«Ahora tenemos mucha ciudad construida y no podemos desaprovechar esa construcción: antes Logroño era una ciudad muy compacta, no tenía espacios verdes ni públicos, en los últimos años se ha conseguido con muchísimo esfuerzo por parte de los ciudadanos, la administración y de todos los agentes, que Logroño sea una de las ciudades que más zonas verdes tiene por ciudadano», reflexiona. «Ya tenemos el espacio, lo que ahora nos toca es preocuparnos por cómo queremos disfrutar, qué sección de calle queremos, cómo queremos priorizar. Lo que hemos conseguido lo tenemos que mejorar».

Alfonso Samaniego, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de La Rioja (COAR), ha participado también en esta reflexión sobre el cambio de planificación de urbanismo: «Estamos en una época de cambio en la que los objetivos están variando. Hemos pasado dos años en los que parecía que el objetivo principal era el crecimiento, la parte de promoción requería suelo y requería construir y ahí es verdad que nos pasamos de frenada con la crisis».

«Ha habido y sigue habiendo mucha vivienda vacía, pero es cierto que, a la vista de los análisis de población y las expectativas de crecimiento de Logroño, se ve que no solo tenemos mucha vivienda en estocaje, sino que ese crecimiento ha parado y habrá que hacer algo para no perder población. De ahí que se esté pensando el plan general y la ciudad de los próximos años con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos», ha añadido.

«Se busca la integración de la ciudad con todo su entorno, tenemos un entorno privilegiado y hemos de ser capaces de que la ciudad no sea agresor de ese entorno, sino que lo integre», ha resumido Samaniego.

COAR presenta la Jornada «Desafíos urbanos de Logroño: hacia un Plan General» | Foto: Twitter COAR

«Desafíos urbanos de Logroño: hacia un nuevo Plan General»

El Colegio Oficial de Arquitectos de La Rioja celebrará el 27 de junio una jornada para dar a conocer el nuevo plan general urbanismo de la ciudad de Logroño. El acto comenzará a las 9,30 horas en la sala de usos múltiples del Ayuntamiento de Logroño y finalizará tras la recopilación de conclusiones y debates de la jornada a las 18 horas.

El número de participantes estipulados para la realización de la actividad es de 120, de los cuales ya solo quedan libres 46 plazas. La inscripción es gratuita, pero sí se necesita apuntarse con anterioridad.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir