La Rioja

La ‘peor tradición’ de San Bernabé: el arco, pelado en cuestión de minutos

Ya no hay quien pare esta ‘tradición’ que en los últimos años se ha convertido en norma de San Bernabé. En cuanto acaba el primer banderazo bajo el arco de San Bernabé y pasa la procesión, logroñeses y visitantes se tiran enfervorecidos a coger alguna ramita de boj para vaya usted a saber qué. Nada más cruza el último músico de la banda, se abre la veda como si eso fueran los Juegos del Hambre.

En cuestión de minutos, el arco de San Bernabé se queda desprotegido del boj y luce un aspecto desolador. La ‘locura’ del personas ha obligado al Ayuntamiento a instalar vallas en los días anteriores a la procesión para que las ramas no sean arrancadas en cuanto los operarios los colocan. «¿Para qué lo quieren? Si no sirve para nada», se preguntaba una familia. «Esto es una vergüenza. Todos los años nos quedamos sin foto debajo del arco», lamentaba otra.

«Esto se ha convertido en una tradición», lamentaba otra señora, al tiempo que las teorías más alocadas cogían forma: «Están bendecidos». «Traen suerte». Lo mismo de cada año, tras instaurarse esta historia en el imaginario colectivo desde vaya usted a saber cuándo. Difícil ponerle solución. San Bernabé ya tiene un nuevo ‘Voto’, aunque este no tenga ningún tipo de justificación.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir