La Rioja

El guardia civil acusado de agresión racista denuncia a un joven por un mensaje en Facebook

El agente de la Guardia Civil que presuntamente protagonizó una agresión racista en Ezcaray ha denunciado a un joven de la localidad por sus comentarios en las redes sociales. El miembro del instituto armado, destinado actualmente en Álava, ha presentado una denuncia por calumnias debido a un posible delito contra el honor. Además, habría denunciado a varias personas más, incluido el joven de origen magrebí que sufrió la paliza.

¿El motivo? Según ha explicado el padre del joven: su hijo comentó la noticia, «sin más», en Facebook y añadió un pequeño comentario «preguntándose que qué más tenía que hacer tal sujeto, poniendo el nombre pero sin apellidos, para que le quitaran la pistola». El chico se hacía esta pregunta puesto que el agente ya había sido juzgado y condenado por amenazar de muerte a un compañero encañonándole con su arma.

La situación ha sido difundida por el cantautor y escritor Jesús Vicente Aguirre, quien es amigo personal de la familia. «La denuncia contra mi hijo es sólo una anécdota dentro de un síntoma de pérdida de derechos en libertades, en este caso de expresión. Van más de 200.000 sanciones, por ejemplo, basadas en la ley mordaza», ha indicado el padre del joven, quien también ha criticado la citada ley.

«Hace ya años que ‘vemos cosas’ que creíamos olvidadas para siempre. Personalmente, llevo años predicando que nuestra generación ha tenido la suerte de vivir los mejores 40 años (para no exagerar) de la historia de España: en oportunidades laborales, en libertades políticas, sociales o individuales, en economía de país, etc», ha añadido.

Desde que empezó a notarse la crisis, ha proseguido en su manifiesto: «No sólo ha habido crisis manifiesta económica (unos la han padecido trágicamente, otros muy mal, incluidos cientos de suicidios, otros “aguantablemente” pero mal, cada caso es cada caso), sino, como sabemos, recortes de derechos de los trabajadores, de derechos sociales, de libertad de expresión… Y, al final, crisis de país como país. De Europa como Europa…».

«Vivimos tiempos muy peligrosos, de ciclo histórico visceral de despeñamiento social, y si no movemos el culo como sociedad, mayoritariamente, no pararemos de ir marcha atrás sin enterarnos, como sociedad, de que vamos marcha atrás», ha concluido.

La agresión

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana del pasado domingo, cuando el agredido, que vestía una camiseta con las letras A.C.A.B. –All cops are bastards, Todos los policías son unos bastardos– recogía diversos objetos de los contenedores de la basura que previamente había dejado apartados porque le habían parecido de cierto valor.

Al grito de «moro de mierda» -el joven es de origen magrebí-, el denunciado se abalanzó sobre el chico, preguntándole por qué removía la basura y propinándole un fuerte puñetazo por la espalda. A partir de este momento, comenzó un forcejeo entre ambos en el que el agredido buscó ‘refugio’ en el hotel Echaurren, donde trabaja desde hace cinco años.

La agresión sólo finalizó al personarse en el lugar de los hechos una patrulla de la Guardia Civil, ya que el agresor continuaba golpeando al joven y profiriendo insultos racistas como «ya he cogido al moro de mierda» y similares.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir