La Rioja

Lo que hay que ver: ‘El dulce sabor del Día del Padre’

El Día del Padre trae consigo mil y un recuerdos diferentes, pero un solo sabor inconfudible. Aunque llevan vistiendo los escaparates de las principales confiterías riojanas desde que comenzó la Cuaresma, el 19 de marzo es su día grande por excelencia.

Así lo manda la tradición: el Día del Padre, el postre está adjudicado. La receta es sencilla: pan del día anterior, leche, huevos y aceite para freírlas. Respecto a los complementos, llevan el sello de cada maestro confitero: azúcar, miel, canela, el toque de la cáscara de limón… Vas a sentir la tentación de pegarle un par de lametones a la pantalla; quien avisa no es traidor.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir