La Rioja

Un arquitecto municipal advierte de «graves deficiencias» en la Casa de las Letras

El arquitecto Jesús María González Menorca ha vuelto a registrar un escrito en el Ayuntamiento de Logroño alertando de las «graves deficiencias» recogidas en el proyecto de la futura Casa de las Letras. Entre ellas, destaca la ausencia de un estudio que revele con precisión las características del subsuelo, el riesgo de derrumbe por el déficit en los cálculos estructurales y la fragilidad de las vigas en caso de incendio.

A pesar de que la Junta de Gobierno municipal acordó el pasado 30 de enero no admitir a trámite su primer recurso de reposición «por falta de legitimación del recurrente», González Menorca se acoge a la Directiva europea 2014/24, que habilita a los ciudadanos a recurrir procesos de contratación al tener «un interés legítimo».

Entre esas «graves deficiencias», el arquitecto vuelve a insistir en la necesidad de realizar un estudio geotécnico antes de volver a erigir el nuevo edificio, un proyecto alternativo a la derrumbada Casa del Cuento. «Los arquitectos de Logroño sabemos que nos encontramos dentro del valle aluvial del río Ebro, en la que predominan en la composición del subsuelo depósitos aluviales constituidos por arcillas con gravas, arcillas finas y limos blandos», señala en su informe, al que ha tenido acceso NueveCuatroUno.

Además, indica que en la fase de ejecución de la Casa del Cuento se comprobó al excavar cómo «la composición del subsuelo se corresponde al material marrón-rojizo característicos de los depósitos aluviales descritos». Con estas circunstancias y con los cálculos detallados en la Casa de las Letras, González Menorca advierte de que, «ante un fallo de cimentación un edificio, si no se arruina por lo menos se hunde; y el asiento de la cimentación provoca daños muy importantes en el edificio de muy costosa reparación».

Problemas estructurales

Respecto a los cálculos de la estructura, el recurso del arquitecto recuerda que «el hormigón armado se apoya sobre muros de termoarcilla». «Si existen asientos en la estructura de hormigón, la fragilidad de los bloques de termoarcilla hacen presagiar su rotura y, por ende, el peor de los finales para la edificación», añade.

Asimismo, González Menorca subraya que «el redactor del proyecto nada dice del resto de limitaciones establecidas por los fabricantes de termoarcilla: luces no superiores a 6,00 m. y carga máxima de 300 Kg./m2; limitaciones que están ampliamente sobrepasadas en el proyecto de la Casa de las Letras».

Por último, sostiene que existen indicios para suponer que «la estructura de madera proyectada, carente de la justificación requerida por el CTE, tiene una resistencia insuficiente para soportar las solicitaciones requeridas».

«En el proyecto de la Casa de las Letras hay indicios ciertos de la existencia de graves deficiencias que precisan ser subsanadas antes de efectuar la contratación de las obras», concluye el arquitecto.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir