La Rioja

Logroño no descarta litigar con Iberdrola por la subestación de Cascajos

El desmantelamiento de la subestación eléctrica de Cascajos podría quedar supeditada a lo que decidan los tribunales. Así lo ha deslizado este lunes el portavoz del Ayuntamiento de Logroño, Miguel Sainz, quien ha relatado el ‘tira y afloja’ entre el Consistorio con Iberdrola (concesionaria de la instalación) a cuenta de cómo debe llevarse a cabo su traslado.

«Esto es casi un litigio, que puede acabar incluso en una controversia judicial», ha subrayado Sainz en los micrófonos de Radio Rioja Cadena SER, como respuesta a la pregunta de un oyente sobre el futuro de la subestación toda vez que «parece que las obras del Soterramiento avanzan a buen ritmo».

El portavoz municipal, que ha definido el desencuentro como «notable», ha explicado que «el equipo de Gobierno ha intentado por activa y por pasiva, ha negociado muchísimo con Iberdrola para llevarla fuera del centro de la ciudad; tenemos un intercambio de documentación, de datos económicos y de mediciones con la compañía».

Los costes del traslado

¿El punto de confrontación entre ambas partes? El dinero: «Iberdrola está empeñada en disponer de alguna estación céntrica y entiende que los costes de trasladarla fuera del centro deben ser asumidos íntegramente por el Ayuntamiento, porque hay muchas subestaciones de este tipo en muchos puntos de España y ellos entienden que ese es el mejor lugar, desde el punto de vista económico y de la seguridad».

Sainz ha señalado que el Consistorio de la capital riojana «discrepa» de ese punto de vista y «como Ayuntamiento no cejamos en el intento de que marchen y que abonen todos los costes extraordinarios que supondrá montar eso fuera, en un terreno al sur de la ciudad». «Puedo decir que llevamos así meses, por no decir uno o dos años, y todavía no ha llegado al ámbito judicial, pero puede llegar a peligrar la cosa», ha concluido.

Comentarios
Subir