La Rioja

La UD Logroñés, a la espera de la Justicia para castigar a los ultras

La Unión Deportiva Logroñés ha informado este miércoles de que ha contactado con el coordinador de Seguridad asignado por el Cuerpo Nacional de Policía para conocer los detalles de la situación, tras haber identificado a ocho de los implicados en los disturbios con aficionados del Racing de Santander.

En dicha comunicación, según ha relatado el club, «se ha informado de cómo está el expediente, el cual ha sido enviado a la Fiscalía y al Juzgado y, según han indicado, hay que esperar a ver qué diligencias se abren en el Juzgado para poder actuar».

Ante tales circunstancias, dado que todavía la entidad «no es conocedora de la identidad de los afectados», no puede emprender acciones «de ningún tipo». Por tanto, «el club seguirá pendiente del camino que sigan las diligencias, si van por vía penal, a través del Juzgado, o por la vía administrativa, a través de la Comisión Antiviolencia, para colaborar en todo momento con la causa».

La entidad blanquirroja manifiesta, «como ha hecho siempre en este tipo de circunstancias», su compromiso para colaborar con las fuerzas de seguridad del Estado «en resolución de estos actos violentos que condena enérgicamente».

Cambia exige su expulsión

El grupo municipal de Cambia Logroño ha anunciado este miércoles, tras tener conocimiento de la identificación por parte de la Policía de los implicados en la pelea entre ultras de la UD Logroñés y el Racing de Santander, que en el próximo Consejo de Administración de Logroño Deporte (señalado para el viernes de la próxima semana) propondrá la suspensión como socios de los violentos «envueltos tanto en los hechos violentos de Torrelavega en el pasado mes de octubre como en los últimos que tuvieron lugar aquí en la Plaza Primavera a comienzos de este mes».

Esta propuesta «es consecuencia de las condiciones adoptadas para la suscripción de convenios con los clubes de referencia de cara a la presente temporada 2018-2019, donde, a propuesta de Cambia Logroño y aprobada por unanimidad, se introdujo una cláusula estableciendo que los clubes no podrán colaborar ni albergar a grupos violentos en ninguna de sus formas, donde cualquier demostración en este aspecto conllevará la resolución inmediata del convenio que se suscriba, no abonando los pagos pendientes y pudiendo exigir la devolución de los efectuados hasta la fecha», indica la formación en un comunicado.

Cambia subraya que «no se pretende dejar de colaborar económicamente con nadie, pero sí actuar en cumplimiento de la aprobación de esa cláusula y en consonancia con lo que hizo público la propia Gimnástica de Torrelavega en un comunicado en su momento, donde anunció la identificación y expulsión de quienes participaron en estos hechos».

«No lo podemos consentir»

Con esto, el grupo municipal se refiere a los incidentes registrados en los accesos al estadio de El Malecón de la localidad cántabra, coincidiendo con el enfrentamiento entre UD Logroñés y Gimnástica «menos de un mes después de que se aprobara la cláusula». «Con el fin de abordar la situación, se convocó días después un Consejo de Administración extraordinario al que acudió Juanjo Guerreros, vicepresidente de la entidad, sin concretarse ninguna medida al respecto», señala Cambia.

Por último, la formación política logroñesa indica que «esperamos la unanimidad en la votación del próximo consejo del 1 de febrero por parte del conjunto de los diferentes representantes, ya que dejar pasar lo ocurrido y permitir este tipo de actuaciones sería tolerar una serie de conductas que como institución de todos no podemos ni debemos consentir».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir