Deportes

Una vuelta entre intensos, apáticos y lesionados

La Unión Deportiva Logroñés acaba de completar la primera vuelta de la temporada 2018-2019, que le llevará irremediablemente a festejar su décima campaña futbolística. Todas ellas en Segunda B y siempre con el fútbol profesional entre ceja y ceja; siempre intentándolo, aunque siempre fracasando. Nadie dijo que fuera a ser fácil, salvo aquel que dijo lo contrario en su momento: aún resuena con dureza lo de «en cinco años en Primera», del presidente Revuelta.

En fin… esto es poner la vista demasiado atrás. Vamos con las valoraciones de cada uno de los jugadores que conforman actualmente la plantilla de la Unión Deportiva Logroñés, después de haber visto todos los encuentros que ha disputado durante esta primera vuelta (también los de Copa). Del suspenso al sobresaliente van las calificaciones de unos futbolistas que en mayor o menor medida han visitado la enfermería, caballo de Troya de este equipo.

Miguel Martínez de Corta: Notable

La historia se repite. Y no por contada nos deja de parecer menos extraña. Veamos: el capitán para. Es actualmente el portero menos goleado de la Segunda B. Es seguro, con sus lagunas, claro, pero seguro, y determinante en muchos partidos. Miguel da puntos. Y sin embargo tuvo que soportar la bronca constante de un sector de Las Gaunas tras el peor arranque liguero, donde él, en lo individual, no estuvo especialmente desacertado. De nuevo se impuso un mal hábito social y es que la gente se cansa de ver siempre lo mismo y desea ver otras cosas. Pero claro, ha pasado lo de siempre: Miguel, por calidad, sentó en el banquillo al joven Marc Martínez, sentó en el banquillo al joven Jon Ander Felipe y ahora ha sentado en el banquillo al joven Iván Buigues. Es lo que pasa cuando el veterano sigue parando partido tras partido. No se ha lesionado.

Iván Buigues: Aprobado

No ha derribado el muro que habitualmente presenta Miguel Martínez de Corta en la portería blanquirroja. Vino a jugar, y se encontró con la determinación del riojano para seguir siendo una referencia en el equipo titular. Ha jugado los partidos de Copa. Vivió su gran momento en Cartagena, donde paró el penalti decisivo para dar el pase a la siguiente ronda. Es cierto que en sus concursos se mostró bien bajo palos, pero con muchas dudas a la hora de jugar con los pies. No ha logrado demostrar que es mejor portero que Miguel y por eso no es titular. Ha entrado en todas las convocatorias.

Juan Iglesias: Sobresaliente

Estuvo a la altura cuando llegaron las lesiones de sus compañeros y cuando Sergio Rodríguez pidió a los jóvenes dar un paso adelante en su peor momento, en aquel encuentro contra el Real Unión. Ha renovado hasta 2021 para constatar que su proyección es sin duda imparable. Lo demuestra en cada partido. Defensivamente es intenso, es fuerte, es rápido, es generoso, y tácticamente ordenado. Tiene un físico fantástico para este deporte. Arranca la segunda vuelta siendo indiscutible en el once, incluso cuando vayan recuperándose los lesionados. Ahora mismo Miguel Santos está por detrás. En su capacidad de mejora constante hay que pedirle mayor incidencia en el juego ofensivo. Llega, lo intenta, pero sobre todo sus centros al área no tienen la calidad necesaria para hacer daño al contrario. No se ha lesionado.

Miguel Santos: Suspenso

Ha sido durante todos estas últimas temporadas, el típico jugador que te aseguraba un siete en todos los partidos. En este curso algo ha cambiado, algo no está yendo del todo bien. Igual es la manifestación directa de que no se está trabajando bien en la recuperación de los futbolistas. Porque parece que le ha abandonado el mayor tesoro que tenía para ser titular indiscutible: el físico. Es uno de los jugadores que más tiempo acumula en la enfermería. No está como en año anteriores. Y cuenta con la experiencia de haber superado con éxito una grave lesión de rodilla. Y tuvo que trabajar mucho para superar esta lesión. Esta vez no lo está logrando y, sin duda, por algo será. Dos veces lesionado en periodos de más de un mes de recuperación. Y aunque en el club no lo confirman no está para disputar más de veinte minutos por molestias en su tobillo. Y así es difícil ser competitivo.

Caneda: Sobresaliente

Una temporada más y van mil. Y de nuevo como titular indiscutible en el centro de la defensa. No comenzó bien, como el resto del equipo, pero se encuentra desde octubre en un crecimiento constante que le está permitiendo alcanzar su mejor versión. Ha encontrado la seguridad junto a Bobadilla, se compenetran a la perfección: veteranía y juventud para ser la defensa menos goleada de la categoría. No se ha lesionado.

Bijimine: Suspenso

Ya no forma parte de la plantilla de la Unión Deportiva Logroñés. Sin duda no se ha adaptado en lo futbolístico a los mínimos deportivos exigibles a un deportista profesional.

Mikel Santamaría: Suspenso

Vino como central zurdo titular. El único central zurdo del equipo. Tras un mal inicio, quedó relegado a la suplencia por la irrupción extraordinaria de Pablo Bobadilla cuando peor pintaban las cosas en la UD Logroñés. Además, Santamaría lleva lesionado algo más de un mes por un problema muscular.

Pablo Bobadilla: Sobresaliente

Uno de los mejores jugadores del equipo en esta primera vuelta del campeonato. Irrumpió en el once titular en la sexta jornada, en aquel partido ante el Real Unión, y desde entonces es un fijo en el esquema, a pesar de ser diestro y jugar como central zurdo. Fuerte, intenso, ilusionado, atrevido… y goleador. Es el segundo máximo anotador de la plantilla, empatado con Marcos André (tres) y solo superado por Ñoño (cuatro). Determinante, imprescindible, con gran futuro y proyección. No se ha lesionado.

Jaime Paredes: Suspenso

Una lesión de larga duración le ha impedido jugar con el equipo desde la segunda semana de octubre. Fue titular en las cinco primeras jornadas ligueras y también en la sexta, en aquel partido definitivo ante el Real Unión. Es cierto que se le ha echado de menos, pero es cierto que quizás la gestión de su lesión, ahora, a toro pasado, no parece la correcta. El tratamiento conservador no parece estar dando los resultados esperados y tampoco se le dio la baja por una lesión de larga duración en su momento. Espero, eso sí, que esté cuanto antes recuperado. Será una gran noticia porque el equipo necesita la profundidad del que hasta este lunes era el único lateral zurdo del equipo.

Javier Flaño: Bien

Mejor como lateral zurdo que como lateral derecho, a pesar de ser diestro. Lo explico: sin profundidad, el mal arranque liguero colectivo le hizo temblar, como al resto del equipo. Por la lesión de Paredes le ha tocado comerse el marrón de ser lateral zurdo manejando solo la diestra. Y ha rendido en lo defensivo, salvo en Lezama, donde sufrió muchísimo. Pero ha ido de más a menos… en lo defensivo, insisto. Peor en ataque, pero aún así su temporada se puede calificar como positiva.

César Remón: Suficiente

Cuando ha estado sobre el terreno de juego ha rendido a buena altura, como es normal. Sobre todo, el encuentro que tenemos más reciente, el del pasado sábado ante el Racing. Su rendimiento fue fantástico. Se está topando con un asunto que le está impidiendo tener continuidad en el once y en las convocatorias: dos lesiones musculares para impedirle competir de tú a tú con Andy por esa posición fija en el centro del esquema. El equipo necesita un líder en el césped y es el hombre ideal para serlo, pero necesita estar sano para conseguirlo. No está siendo así en estas dos últimas compañas.

Álvaro Arnedo: Sin calificación

Volvió a ser protagonista de uno de los sustos de la temporada. Hace escasos días, cuando parecía que estaba en disposición de volver, volvió a resentirse de su grave lesión de rodilla de la temporada anterior. Las pruebas parecen haber descartado una recaída, pero sí han retrasado de nuevo los plazos para verle otra vez sobre el terreno de juego. Lo importante, claro, es que vuelva al cien por cien. No cabe correr riesgos.

Andy Rodríguez: Bien

Ha sido desde el principio uno de los jugadores fijos en el esquema de Sergio Rodríguez hasta el pasado sábado cuando apostó por Remón y Carles Salvador. Hasta entonces, solo una lesión por una contusión le ha impedido estar en el once. Es un gran futbolista, al que se le reclama algo más de ritmo y no tanta horizontalidad. Debe ser un complemento a jugadores más verticales como Remón o Carles Salvador, por ejemplo. Va sobrado de calidad, no así de velocidad.

Carles Salvador: Sobresaliente

Fijo. Claramente un fijo. Un futbolista imprescindible. Uno de los jugadores más destacados. Es el metrónomo del equipo, uno de los jugadores tácticamente más inteligentes de la plantilla. Un diésel con el fútbol en la cabeza. Lo da todo y no se lesiona (toquemos madera).

Lander Olaetxea: Sobresaliente

Una inoportuna lesión de rodilla que parecía que iba a durar menos de lo que realmente está durando le impidió alargar una progresión que le estaba convirtiendo, con el paso de las jornadas, en uno de los referentes de la plantilla. Ha destacado por su alta presión, su elevada intensidad, su calidad, su entrega, su disposición, su velocidad, su polivalencia. El equipo lo necesita en forma para esta segunda vuelta del campeonato.

Ñoño: Notable

Notable porque es el máximo goleador de la plantilla. Y es notable este hecho, pero tampoco da para el sobresaliente. Es un equipo, en lo ofensivo, poco desarrollado. Son solo cuatro goles los de Ñoño. Pocos si se tiene en cuenta los que hizo el año pasado. Todos, arriba, deben dar un paso al frente porque son solo trece goles los anotados, de los que tres ha hecho un defensor como Bobadilla. Claramente insuficiente.

Víctor López: Bien

Estuvo a la altura cuando Sergio Rodríguez necesitó de los más jóvenes para sacar al equipo del atolladero. Es un extremo profundo que contra el Racing de Santander estuvo a buena altura como nueve en otro apaño por culpa de las muchas lesiones que lastran al equipo. Se está dando de frente contra el problema que está lastrando al equipo en este campeonato: que no marca. Se le recuerdan al menos cuatro ocasiones claras que debieron ser goles: en Torrelavega, en Estella, y contra el conjunto cántabro dos más en Las Gaunas. Y no ha habido manera.

Rubén Martínez: Sobresaliente

Se está topando contra el mismo problema que Víctor López, pero con alguna salvedad que le saca del bien y le sitúa en el sobresaliente. Su nivel de intensidad, su solidaridad, su entrega máxima, sus destellos de calidad, su empeño por competir en cada jugada. Genial. Le falta que todo este gran trabajo se vea reflejado en los goles. Merece celebrar.

Borja Sánchez: Suspenso

No se ha adaptado en absoluto. Está muy lejos de lo que se espera de él. Y eso es que un fichaje cien por cien de Sergio Rodríguez. Le dio oportunidades al principio. Poco a poco, por méritos, ha ido perdiendo presencia, tanto como para no ser ni un cambio durante los partidos cuando hay tantas bajas. Sergio prefiere no agotar los cambios que poner a Borja. Apático, poco implicado, a mucho menor ritmo que el resto de sus compañeros… Una decepción total.

Rayco: Suspenso

Es uno de los mejores jugadores de la plantilla y su implicación es máxima, pero no está acertando. Salvo contadas ocasiones, se le ha notado impreciso y poco resolutivo. Se ha lesionado en dos ocasiones. En la primera estuvo algo más de un mes fuera del equipo y coincidió con la gran reacción del equipo (ojo, el día del Real Unión, Rayco fue fundamental). Y ahora se ha vuelto a lesionar del sóleo de su pierna derecha. Esperemos que sea solo un contratiempo porque Rayco es sin duda un activo blanquirrojo de primer nivel.

Marcos André: Sobresaliente

Hasta su lesión de clavícula por una mala caída tras una entrada fuerte de un rival, el brasileño estaba dando pasos agigantados hacia la siguiente fase en su evolución imparable hacia el fútbol profesional. Estaba siendo una referencia. Se quedó parado hace ya un mes y medio en los tres goles, pero se le veía cada vez más cerca de su plenitud a esta edad. Sacó del once a Ander Vitoria y se le veía un paso por encima del resto de rivales. Esperemos que cuando se recupere mantenga sus señas de identidad: ilusión, velocidad, intensidad, fuerza, calidad. Esperemos que sume también remate, que buena falta le hace al equipo.

Ander Vitoria: Suspenso

Es un gran futbolista. Es un 9 top y ha dado señales de lo que puede aportar en el equipo. No se esconde, pero no ha acertado en las pocas ocasiones que ha tenido. Difícilmente se puede defender solo un gol en su cuenta, aunque será esencial para alcanzar los playoffs. Indudablemente su fichaje fue un acierto. Ahora solo falta que él acierte en la portería contraria. Quizás también necesita más balones dentro del área rival.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir