La Rioja

Patinetes ‘compartidos’ en Logroño: dos empresas buscan instalarse

Dos empresas ya han contactado con el Ayuntamiento de Logroño para explotar el alquiler de estos vehículos

Dos empresas se han puesto en contacto con el Ayuntamiento de Logroño con el propósito de consultar las condiciones para establecer en la capital riojana un negocio de alquilar de patinetes eléctricos.

Así lo ha constatado este lunes el concejal de Movilidad Urbana, Francisco Iglesias, quien ha afirmado que las administraciones locales se encuentran ante una situación de «indefensión» por la ausencia de una regulación concreta sobre este tipo de vehículos de los que, según las estimaciones de la Policía Local, hay entre cien y 120 en la capital riojana.

El edil ha señalado que, por el momento, tan solo existe una recomendación de la Dirección General de Tráfico que subraya que los usuarios de patinetes no pueden ser considerados ni como peatones ni como vehículos, sino que forman parte de la categoría denominada «vehículos de movilidad personal».

La ‘paradoja’ es que no puede ser considerado como un vehículo a motor porque no necesita un permiso de circulación y, por ese motivo, tampoco puede circular por la calzada. En caso de ser considerado como una bicicleta no puede circular por la acera y, en caso de hacerlo por un carril bici, debería utilizar los equipamientos que lleva una bicicleta, esto es, luz delantera y faro trasero.

Responsabilidad subsidiaria

Es por eso que surgen dudas en el Ayuntamiento sobre de quién sería la responsabilidad en caso de que un patinete circulase por la acera y se produjese un accidente: del conductor del vehículo o del legislador que ha permitido que circule por la acera. Es por eso que Iglesias cree que el Consistorio podría tener algún grado de responsabilidad «subsidiaria».

El Ayuntamiento no valora establecer ningún tipo de modificación en la ordenanza de movilidad urbana hasta que la legislación nacional ofrezca un marco jurídico al respecto, algo a lo que ha urgido al Gobierno de la nación. Hasta entonces, ha explicado Iglesias, la circulación de los patinetes quedaría limitada «a espacios privados o a algún lugar donde no genere trastornos al público», como en las calles poco transitadas de los polígonos industriales.

Comentarios
Subir