Firmas

Mónologos del Estado de la Región: un pelazo sobre el debate

El curso político ha arrancado en La Rioja con dos grandes novedades: Diego Ubis 2.0 y el pelazo de Emilio del Río. El resto sigue más o menos igual, no se vaya a pensar el ciudadano que el verano puede cambiar los vicios que sus señorías llevan aguantando entre tres y veintitantos años. “Señor Ubis, le ha tocado hacer hoy un papel poco natural, poco espontáneo. Ha venido usted hasta con corbata. Cuando lo he visto, he dicho: ‘Este no es, me lo han cambiado'”, le dijo el presidente al líder de Ciudadanos. Y no le faltaba razón.

El hasta ahora ‘quinto Beatle’ y vicepresidente del Gobierno sin cargo ha mudado con el calor de julio y agosto en un intento de fiera desde la oposición al que el discurso no le termina de salir. No aprobará los presupuestos y acudirá a los plenos con corbata, como exige el riverismo, para confesar que una frase de Ceniceros no se le quita de la cabeza. “Gobernar es resolver el ahora de las personas”. Le acompaña a todos lados. Ubis escucha voces.

No sólo la de Ceniceros. También la de Michael Jordan, al que calificó como el mejor jugador de la historia del baloncesto “con perdón de Gasol, Navarro y SAN EMETERIO” -le faltaron Salva Díez y Toño del Río-. Quería decir Ubis 2.0 que se fijaba en esa máxima por la que algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan que pasará y otras hacen que suceda.

No sabemos todavía a quién se refiere con qué, pero lo que sí sabemos es que Emilio del Río es de los últimos. Increíble cambio. Qué bien le ha sentado Madrid y qué pelazo. Tiene que verse hasta por la radio. Apareció el primer día del fallido debate -debería llamarse Monólogos del Estado de la Región- para iluminar el exconvento de La Merced con una media melena intelectual de color blanco más intelectual. Gafas a media nariz, posición encorvada y lectura compulsiva del móvil. Y a triunfar. Y suelto mi pelo y pinto mi cara. Me pierdo en la noche, me quemo en la playa. Tú siempre fuiste duro de pelar.

El debate

Volviendo al asunto del debate, por aquello de intentar resumir en estas líneas lo que ocurre en las sesiones parlamentarias, podríamos asegurar sin miedo a equivocarnos que el mejor discurso de la oposición volvió a ser para la ya precandidata oficial del PSOE, Concha Andreu, y que mucho deben mejorar las cosas en Podemos para que no ocupen los titulares sólo con sus líos internos. Sin orden ni hilo argumental, Germán Cantabrana únicamente tuvo un pequeño golpe efectivo al lucir una camiseta del ‘No Caso del 14-N’ para pedir la absolución de los jóvenes condenados esta semana a casi seis años de cárcel.

Ese gesto le costó la reprimenda de la presidenta del Parlamento, Ana Lourdes González, quien no pudo frenar sus ganas de hacernos gozar con el típico giro cómico. “Señor Cantabrana, por favor…”. Y cuando ya se volvía el líder morado para ver si su camiseta suscitaba algún tipo de polémica, se llevaba una collejita de la exalcaldesa de Ribafrecha al decirle que no dejara la chaqueta en el atril sino en su asiento.

Hace tiempo que los dos más gozadores de la Cámara son Ana Lourdes González y su compañero de partido, el portavoz Jesús Ángel Garrido, nuestro Rafael Hernando particular a la riojana. Sus discursos caminan por esa fina línea en la que uno no sabe si sus palabras son en serio, en broma, ironía o una reprimenda. Lo mismo te habla de Venezuela que del Gobierno de España sustentado por “populistas, independentistas y batasunos”.

Lo dice sin reírse del todo, con esa media sonrisa del que disfruta con lo que hace . Sólo le falta el pelazo de Emilio para que el goce sea completo.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir