La Rioja

Natalia Rodríguez pide amparo al Parlamento: “Temí por mi integridad física”

Natalia Rodríguez ha registrado una petición de amparo a la presidenta del Parlamento de La Rioja, Ana Lourdes González, “por la vulneración de sus derechos fundamentales a la participación política”. La diputada de Podemos, a quien sus tres compañeros en la Cámara han abierto un expediente, ha denunciado que el portavoz de la formación morada, Germán Cantabrana, “impide habitualmente el libre ejercicio de su cargo como representante de las riojanas y riojanos”.

Texto al completo

Le dirijo este escrito para, en mi condición de diputada autonómica, pedirle amparo por la reiterada vulneración de mis derechos fundamentales a la participación política en las condiciones establecidas por el artículo 23.2 de la Constitución española que estoy sufriendo por parte del portavoz del grupo parlamentario de Podemos, Germán Cantabrana González, que está obstaculizando el libre ejercicio de mi cargo como representante de las riojanas y riojanos en este parlamento.

Desde su posición como portavoz, el sr. Cantabrana ha impedido el acceso a la cámara a dos trabajadoras de Podemos que ejercen funciones de asesoramiento parlamentario y contabilidad, dificultando así no sólo el derecho al trabajo de estas personas – como represalia a un posible caso de acoso laboral por el que ha sido denunciado – sino la posibilidad de recibir asesoramiento de esta diputada en condiciones adecuadas para ejercer las funciones representativas que me son propias.

Igualmente, el portavoz de Podemos ha ordenado un cambio de claves generalizado en todos los dispositivos electrónicos y cuentas del grupo parlamentario, que se ha negado a facilitarme posteriormente, hasta tal punto que he tenido que obtener de la Cámara unas claves individuales diferenciadas del resto de los diputados del grupo únicamente para encender el ordenador o acceder a la red interna. También ha ordenado a las nuevas personas que desempeñan funciones de asesoramiento – en lugar de las dos trabajadoras vetadas – que no se me asista en mi trabajo parlamentario y se me niegue la información necesaria para desempeñarlo. Lo anterior vulnera mis derechos de participación política y me sitúa en desventaja respecto al resto de diputados, que sí pueden acceder sin trabas a sus herramientas de trabajo.

Además, tras ser nombrado portavoz en febrero de este mismo año, el señor Cantabrana modificó de forma totalmente unilateral mi participación en las distintas comisiones de este parlamento, sin comunicación previa ni autorización por mi parte.

Por otra parte, y considero este hecho de extrema gravedad, el señor Cantabrana se ha negado a trasladar mi trabajo parlamentario, avalado por el partido al que represento, al registro de la Cámara y a las juntas de portavoces y ello cuando no concurrían problemas de cupo y siempre sin dar explicación alguna o argumentación política sobre la oportunidad o no de las mismas, lo que es única y puramente una forma de boicot político a esta diputada, lo que vulnera directamente el artículo 23.2 de la Constitución española.

Por último, el miércoles 13 de junio, cuando acudí a retirar los efectos personales de las dos trabajadoras vetadas en el Parlamento, y en una situación que me hizo temer por mi integridad física, el sr. Cantabrana intentó hacerme abandonar la sede parlamentaria utilizado no solo su amenazante presencia física sino, en última instancia, instando al cuerpo de seguridad del parlamento a que me desalojara. Afortunadamente los empleados de esta cámara se abstuvieron de intervenir al mando de una persona que no es competente para dirigir las funciones de policía del Parlamento, ejercicio que compete exclusivamente a su presidenta.

En vista de lo anterior, le solicito su amparo para que disponga todas aquellas medidas necesarias para proteger mi función representativa como diputada y mi libertad de acción en el ejercicio de mi cargo y, en definitiva, para que se restauren mis derechos fundamentales a la participación política. Entre otras medidas que estime esta presidencia, le solicito libertad de acceso para a las dos trabajadoras afectadas y que se les proporcione una ubicación adecuada para ejercer las funciones para las que han sido contratadas; que se me facilite acceso a las herramientas informáticas necesarias para desarrollar mi trabajo; que se recabe mi consentimiento para cualquier registro, actividad, o disposición que cualquier otro diputado realice en mi nombre; que se abra una investigación interna sobre lo ocurrido el pasado miércoles 13 de junio y se determinen posibles responsabilidades legales.

Subir