La Rioja

Terremoto en Podemos: tres diputados se desvinculan de la dirección

Tres diputados de Podemos abandonan la dirección y abren expediente a Natalia Rodríguez por «sustraer documentos internos»

Juan Calvo, Ana Carmen Sainz y Germán Cantabrana, los tres diputados que han abandonado la dirección de Podemos

A menos de un año para las próximas elecciones autonómicas, tres de los cuatro diputados de Podemos en La Rioja han anunciado este lunes que se desvinculan del órgano de dirección y piden la cabeza de su secretario general, Kiko Garrido, y su número dos, Miguel Reinares.

Germán Cantabrana, Juan Calvo y Ana Carmen Sáinz han informado de la apertura de un expediente a su compañera en el grupo parlamentario, Natalia Rodríguez, ante la presunta «sustracción de documentos internos» realizada por esta diputada a las trabajadoras de Podemos en la Cámara que denunciaron presuntos episodios de acoso laboral.

«El pasado miércoles Natalia Rodríguez entró como un vendaval en el grupo parlamentario con ataques, provocaciones e insultos y se llevó una cantidad ingente de documentación. Arrambló con todo lo que pudo y se llevó entre ocho y doce archivadores y un ordenador», ha señalado Germán Cantabrana, quien ha detallado que esta situación ha sido llevada ante la Justicia.

Respecto al contenido de esa información, el portavoz del grupo parlamentario ha avanzado que en los archivadores había «información sensible con información de terceros», tanto «de nuestros contratos como documentación de comisiones de investigación y trámites parlamentarios».

Además, Cantabrana asegura que Rodríguez fue asistida por «trabajadores de Kiko Garrido» para llevarse ese material de la sede del grupo.

«El proyecto se ve afectado»

Juan Calvo, por su parte, ha reconocido públicamente que «vivimos una situación de conflicto entre lo institucional y lo orgánico» que «inevitablemente provoca una situación de estrés y disensión».

«El proyecto se ve afectado, pero no creemos que se ponga en peligro porque las personas somos transitorias y el proyecto prevalece», ha agregado Calvo, que ha hecho un «llamamiento a la concordia» y a que «cada cual se responsabilice de sus actos».

Su compañera en el grupo, Ana Carmen Sáinz, ha indicado que «se nos está acusando de acoso laboral, pero no existe ninguna denuncia contra nosotros ni en los Juzgados ni en la Inspección de Trabajo». «Desde la Ejecutiva ventilan este asunto a la interna, bajo un proceso turbio que carece de cualquier tipo de garantía para los cargos públicos de esta organización», ha añadido.

Sáinz ha apuntado, asimismo, que «el proceso contra nosotros carece de principios básicos como la imparcialidad y la transparencia; es prácticamente imposible afrontar nuestra defensa con garantías y seguridad».

Posibles acciones legales

En la formación morada, la comparecencia de tres de sus diputados ante los medios ha caído como un auténtico jarro de agua fría y han calificado de «barbaridades» las afirmaciones que en ella se han realizado. De hecho, los servicios jurídicos valoran seriamente emprender acciones legales contra Cantabrana, Calvo y Sáinz.

Respecto a las acusaciones contra Natalia Rodríguez -a la que los comparecientes han apartado del grupo parlamentario- la versión ‘oficial’ rebaja la gravedad de los hechos, señalando que la diputada tan solo «retiró los efectos personales de las trabajadoras» del Parlamento.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir