La Rioja

La pasión riojana por hacer un aceite mejor día a día

Los mejores entre los excelentes. La calidad suprema entre la calidad. El Aceite de La Rioja ha premiado a ‘El Alberque’ (frutado verde), ‘Marqués de Vargas’ (frutado maduro) y ‘Karey’ (ecológico) como sus mejores avales en 2018 para representar todas esas características que contempla el Consejo Regulador para el aceite de oliva virgen extra con denominación de origen.

Miguel Martínez, propietario de Almazara ‘El Alberque’ (Ollauri)

La Rioja Alta es una zona “extrema” para el olivo, ya que hace más frío y produce menos. En Ollauri, la almazara ‘El Alberque’ se ha propuesto superar ese reto con una pequeña producción (su capacidad de almacenamiento es de 30.000 litros de aceite) y una apuesta por la calidad como máxima: “Como en la viña y como en todo, el clima y el suelo hacen la calidad. Nosotros cogemos las aceitunas un poquito más verdes y vamos a aceites de calidad con frutos verdes”.

Y no se equivoca. Bajo las marcas ‘Trapetum’ y ‘Oleum Berque’, ha sido premiado este año como el mejor aceite de La Rioja en la categoría de “frutado verde”, tras quedar en 2017 en la tercera posición. Miguel Martínez cuenta que está hecho con la variedad ‘royuela’ y que entre sus características destacada porque “pica” y “amarga un poquito”, teniendo “mucho frutado que recuerda a la hierba recién cortada”.

En una almazara fundada en 2007, junto a las Bodegas Martínez Palacios, ‘El Alberque’ busca mantener la misma calidad que el vino que se realiza en esta localidad riojalteña. Martínez apunta que los premios sirven para saber que “hacen las cosas bien”, aunque se muestra “sorprendido” por el mismo, y se pone como objetivo ampliar un poco las instalaciones dedicadas al aceite para aumentar en producción: “Tenemos el aceite vendido para el mes de octubre o noviembre”.

“La gente cada vez tiene más cultura del aceite. Antes, todo era aceite y ahora la gente se ha dado cuenta de que no, que no es lo mismo un aceite de calidad bueno a uno comercial que no sabe a nada”, comenta, destacando que cada vez hay más olivos en su zona y en La Rioja en general: “Todos intentamos hacer mejores aceites día a día”.

Manuel Catalán, responsable de Almazara Ecológica de La Rioja (Alfaro)

Finalista en las tres categorías, Almazara Ecológica de La Rioja llega desde La Rioja Baja para ‘arrasar’ en el Aceite de La Rioja, aunque la alta calidad de todos los zumos se lo ponen muy difícil.

Su responsable, Manuel Catalán, explica que su apuesta es “por una calidad extrema”: “Siempre hemos dicho que estamos enamorados y que sentimos un amor sincero y pasional por nuestros clientes. Intentamos cubrir sus necesidades e intentamos comprender las expectativas que tienen de forma continua”.

En esa apuesta por la calidad y un compromiso fiel y duradero, Almazara Ecológica de La Rioja ha colocado en sus vitrinas el primer premio con su aceite ‘Marqués de Vargas’ en la categoría de “frutado maduro”. Su principal bandera está en lo ecológico porque hace aceites “doblemente sanos” que aúnan todas las características del virgen extra: “Tiene atributos positivos muy marcados, no tiene defectos, gastronómicamente es impresionante, muy saludable -sobre todo cardiovascularmente- y, además, está libre de pesticidas”.

“En el corredor del Ebro, a su paso por Álava, La Rioja y Navarra, estamos en una de las mejores zonas del mundo para el cultivo de la arbequina. Aquí tenemos unas condiciones de suelo y clima que, junto con esta variedad (muy generosa y con frutados muy complejos), es de las mejores para el aceite”, cuenta Catalán, quien reconoce que la calidad la va a dar la oliva: “Una oliva cultivada de forma correcta y donde se den las circunstancias que tenemos aquí va a dar aceites jugosos, largos al paladar, frutados y agradables de tomar”.

Carmen Olabuenaga, representante de Karey Agrícola

Bajo la marca ‘Karey’, Karey Agrícola comercializa un aceite de oliva virgen extra ecológico 100% arbequina que este año ha conseguido ser calificado como el mejor “ecológico” de La Rioja. “Es el mejor aceite ecológico de La Rioja. No tengo ninguna duda. Es suave, potente, tiene un pelín de amargor como nos gusta a los que tomamos aceite de oliva virgen… es el mejor aceite”, dice Carmen Olabuenaga entre risas, representante de Karey.

Orgullosa por los premios recibidos con anterioridad, como uno cosechado en una cata ciega a nivel nacional, Olabuenaga apunta que el secreto de su aceite está en el mismo lugar que la mayoría de cosas en la vida: el cariño. “Cuando se hacen las cosas bien, con cariño, esfuerzo y dedicándole muchas horas, a veces te premian los resultados y otras veces no, pero lo importante es seguir trabajando en esa línea”.

El objetivo de Karey es la obtención de un aceite de oliva virgen extra ecológico del más alto nivel, respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad de la tierra, mediante la utilización óptima de los recursos naturales y sin el empleo de productos químicos. “El aceite está en alza. La Rioja ha dado mucha publicidad e importancia al vino, que la tiene, pero creo que el aceite poco a poco se está convirtiendo en eso que hemos llamado el oro líquido”, concluye la representante de la compañía.

*Artículo realizado en colaboración con Aceite de La Rioja.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir