El Sereno

Las bicicletas abandonadas no son para Portales

Algún día despertó la ilusión de su propietario, que se subió al sillín sintiéndose Induráin escalando el Tourmalet o Carlos Coloma colgándose el bronce en Río de Janeiro. Sin embargo, la llama se fue consumiendo y hace unas semanas la encadenó al aparcamiento de bicicletas de calle Portales para tirar al Ebro la llave.

La sensación de abandono es un duro golpe del que no todos se recuperan, pero el vehículo protagonista de esta foto la cambiaría sin dudar por los mamporrazos que le ha tocado recibir desde entonces. Primero le desgajaron el sillín, pero pronto la rueda trasera fue pasto de la ira de los viandantes o de la torpeza al volante de los repartidores de mercancía.

Tal vez los azares del destino pongan estas líneas ante los ojos del propietario de la maltratada bicicleta, que merece un final más digno que el que sufre ahí tirada, retorciéndose en su propio aluminio ante la indiferencia de los viandantes. Si es tuya esta bici piensa solo una cosa: ella nunca lo haría.

*Puedes enviar cualquier ‘denuncia’ o curiosidad para la sección ‘El Sereno de NueveCuatroUno’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 600830812.

Publicidad Valvanera Camina
Subir