La Rioja

Nueva multa de Logroño a Serunión por el servicio de Comida a Domicilio

El Ayuntamiento de Logroño le sanciona con 8.000 euros por el trozo de vidrio que apareció en una barqueta en marzo

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este miércoles la imposición de una nueva penalidad a la empresa Serunión por incumplimiento del contrato de prestación del Servicio de comidas a domicilio.

Esta penalidad viene derivada por la presencia de un trozo de vidrio en una de las barquetas de comida suministradas. En el acuerdo se estiman parcialmente las alegaciones presentadas por la empresa «al no haberse acreditado daño efectivo para los usuarios y haberse propuesto acciones de mejora para evitar incidentes como el planteado en este expediente». Por ello se propone una sanción grave, pero en su grado mínimo, que conlleva una multa de 8.000 euros.

El portavoz del Equipo de Gobierno, Miguel Sainz, ha recordado que el pasado mes de abril se aprobó el expediente de contratación para la nueva prestación del Servicio de Comidas a Domicilio, «con un pliego de prescripciones técnicas que ha sido elaborado con el asesoramiento de expertos en nutrición a fin de incluir unos parámetros que la empresa deberá cumplir para garantizar la mayor calidad nutricional de los menús».

Sainz ha insistido en el interés del Equipo de Gobierno por «establecer todas las garantías y cautelas posibles para certificar la calidad de un servicio que llega a una población muy sensible y que, lamentablemente, en los últimos tiempos no ha sido ofrecido en óptimas condiciones».

Unas circunstancias que determinaron el incumplimiento del contrato, con la imposición de sanciones a la empresa Serunión por más de 50.000 euros, y finalmente la resolución del mismo.

El ‘currículum’ de Serunión

Cabe recordar que a finales de enero se aprobó la resolución del contrato suscrito con Serunión para la prestación del servicio de comida a domicilio (lote 4 del Servicio de Ayuda a domicilio).

Esta decisión se apoyaba en un dictamen del Consejo Consultivo de La Rioja en el que mostraba su «conformidad» con el contenido de la propuesta de resolución, «tanto en lo relativo a la resolución del contrato como en cuanto a la incautación de la garantía, al tratarse de un incumplimiento esencial que es imputable a la empresa adjudicataria del servicio».

A finales del pasado año, tras los análisis realizados por técnicos de la Universidad de La Rioja, se ratificó la penalidad de ‘muy grave’ por la presencia de la bacteria ‘listeria monocytogenes’ en uno de los menús analizados servidos por la empresa. Otra de las infracciones tenía lugar el pasado verano, cuando una usuaria encontró un trozo de madera en el interior de un menú.

Este incumplimiento ‘muy grave’, junto a otros dos incumplimientos tipificados como ‘graves’ – la variación del proceso de conservación (realizado mediante «un proceso térmico de abatimiento» mientras que el marcado por el contrato era la “pasteurización”) y la deficiente presentación de los alimentos-, totalizaban las dos faltas muy graves en el periodo de un año que permitían iniciar el procedimiento para la resolución del contrato.

En estos momentos el Ayuntamiento de Logroño ya ha iniciado un nuevo expediente para la prestación del servicio de comida a domicilio con el fin de agilizar al máximo la entrada de un nuevo contratista. Hasta que se produzca la nueva adjudicación, la mercantil debe continuar en la prestación del servicio.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir