La Rioja

«Pese al ruido dominante, el periodismo deportivo es variado y goza de buena salud»

El Aula Magna del edificio Quintiliano de la Universidad de La Rioja ha acogido esta semana el IX Diálogo de Periodistas organizado por la Asociación de la Prensa de La Rioja, que ha reunido a Paloma del Río y Ricardo Sierra en un debate moderado por Chus del Río.

Todos ellos pasaron revista al estado del periodismo deportivo desde dos ópticas bien diferenciadas. Paloma del Río (la narradora de especialidades como la gimnasia, la natación o el patinaje para Televisión Española) trasladó la visión del deporte más arrinconado en las escaletas de los medios de comunicación nacionales, mientras que Ricardo Sierra (comentarista a pie de campo en Movistar Partidazo y delegado de contenidos de eSports) relató su experiencia en la primera línea del deporte de masas.

Pese a lo distante en la repercusión mediática de ambas prácticas deportivas, tanto Del Río como Sierra coincidieron en su valoración del estado de la profesión, en conceptos como la atomización de la oferta de la información deportiva por parte del fútbol (en especial en los seguimientos de Real Madrid y Barcelona) o las trabas que los periodistas encuentran para tomar contacto directo con los deportistas de élite como consecuencia de la profesionalización de los departamentos de comunicación de los clubes, la irrupción de las redes sociales o la presencia cada vez más notoria de marcas que patrocinan tanto a clubes como a deportistas.

«Las redes sociales y la tecnología han cambiado el trabajo del reportero», explicó Ricardo Sierra, detallando que «hace no mucho tiempo tenías que tirar mucho de teléfono y hacer mucho periodismo de calle, pero ahora a golpe de clic lo tienes todo».  «La tecnología te simplifica el trabajo, pero pierdes cierta esencia para determinadas cosas; de hecho, ya ni siquiera tenemos trato directo con los futbolistas y tienes que pasar varios filtros para poder hacerles una entrevista», agregó, advirtiendo de que «eso supone un problema serio porque dejamos de hacer periodismo para hacer comunicación de las marcas y los deportistas».

Periodismo ‘de gallinero’

Los protagonistas de este IX Diálogo de Periodistas coincidieron en que la confrontación se ha adueñado de la mayor parte de los espacios deportivos. Pese a ello, la periodista de TVE subrayó que «el periodismo deportivo está vivo y muy sano». «Hay mucho ruido, pero también existen joyas como el ‘Conexión Vintage‘ de Paco Grande o ‘Informe Robinson‘ y la gente demuestra que les interesan», añadió, lamentando que «el día que Mireia (Belmonte) batió el récord de los 1.500 la portada de Marca era para el cambio de peinado de Sergio Ramos».

En la misma línea se expresó el profesional de Movistar+: «Tenemos, aunque no lo parezca, un periodismo deportivo muy variado o muy rico; hay revistas especializadas de cualquier deporte, por minoritario que sea, y existe un abanico tremendo de posibilidades, aunque estén abajo y a la derecha en algunos quioscos».

También en relación al «ruido», Ricardo Sierra recordaba que «antes la polémica arbitral era casi anecdótica y ahora es la apertura de muchos de los programas deportivos», lo que «nos hace perder credibilidad al resto de profesionales, porque no todos somos iguales». «Da la sensación de que tenemos que adoptar un papel protagonista en la información y defender a un equipo; antes no me preguntaban de qué equipo soy y ahora me lo consultan constantemente», explicó.

La «realidad» de las audiencias

Los tres participantes en el coloquio mostraron su deseo de que la oferta informativa en el plano deportivo fuera más variada y equitativa con las disciplinas ajenas al fútbol, si bien explicaron que todo se debe a la ‘dictadura’ de las audiencias. «Los medios privados son empresas que buscan lícitamente ganancias y las consiguen gracias a la publicidad; eso lo dan las audiencias y la realidad es que al final el fútbol es lo más visto», señalaba Paloma del Río. «Los medios públicos no deberían regirse por el interés de las audiencias, pero esa no es la realidad; me encantaría que se dieran noticias de otro tipo de deportes, que fuera todo un poco más moderado, pero creo que no lo voy a ver», añadió.

Al respecto, Ricardo Sierra confesó que esa tendencia no solo se da en el fútbol: «Ya no es que sean bloques de fútbol, sino que lo son de Real Madrid y Barcelona; cuando voy a determinados sitios los aficionados me reclaman mayor atención para sus equipos y lo entiendo, pero la realidad es que la confrontación entre Madrid y Barça es lo que más vende en la actualidad».

JPEG Estudio 2017

Momentos que dejan huella

Ni Paloma del Río ni Ricardo Sierra dejaron pasar la oportunidad para compartir con el público del Quintiliano aquellos momentos que más les han marcado en lo personal durante sus dilatadas trayectorias profesionales. Especialmente sobrecogedor fue cómo la periodista de TVE recordó el emocionante bronce obtenido por Joannie Rochette en los Juegos Olímpicos de invierno celebrados en Vancouver en 2010.

Sus padres habían cruzado el país para verla patinar, pero tan solo 48 horas antes del inicio de la competición su madre fallecía de un infarto. La patinadora canadiense logró sobreponerse al dolor y escalar hasta el tercer escalón del podio ante un público entregado. Del Río recordó que «el martes, cuando empezó el programa corto, el pabellón se vino abajo y todos empezamos a llorar; en el programa largo acabó tercera y fue entonces cuando se derrumbó». En este enlace puedes ver cómo retransmitió la periodista ese momento.

Por su parte, Ricardo Sierra confesó que ha habido dos momentos que le han emocionado sobre el resto: el Mundial de Suráfrica que ganó España y la final de la Champions League de la temporada 2013-2014, que disputaron el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

«Cuando acabó la semifinal contra Alemania, la del gol de Puyol, no podía parar de pensar que iba a narrar una final de mi país en el segundo Mundial que cubría; me quedé sentado en las escaleras del estadio y se me saltaron las lágrimas», recordó Sierra. Respecto a la final de la Copa de Europa, destacó que «aquel día no vi más que una rivalidad sana en Lisboa de los dos principales equipos de mi ciudad».

Por cierto, que ambos profesionales dejaron para la galería un deseo que sonó a reto: que alguna se atreva a darle el protagonismo de la narración de los partidos de fútbol a una mujer. «Es algo que ya se ha hecho en Alemania para la Eurocopa pero creo que es algo que, aunque me encantaría, no verán mis ojos; si se ponen como se ponen con un hombre como narrador no quiero ni imaginarme con una chica», dijo Del Río.

«Siempre he pensado que la primera que ponga a una chica a narrar tendrá mucho ganado, aunque fuera simplemente por una cuestión de marketing», respondió Ricardo Sierra, añadiendo que «he tenido y tengo compañeras que están plenamente capacitadas para narrar partidos y no sé por qué no se ha dado nunca ese salto».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir