La Rioja

Echazarra denuncia a sus antiguos compañeros de Ciudadanos

Un ex miembro de la Junta Directiva de Ciudadanos lleva a la Justicia su readmisión en el partido

Enrique Echazarra, antiguo miembro de la Junta Directiva de Ciudadanos en La Rioja, ha presentado una denuncia en el Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño contra la formación naranja para que se anule su expulsión del partido y sea readmitido como afiliado, «al no haber cometido los hechos que dieron lugar a su expulsión».

Afiliado desde julio de 2014 y miembro de la directiva regional desde octubre de 2015, Echazarra señala como motivo de su expulsión del partido el haber denunciado ante la dirección nacional la contratación irregular de María Luisa Alonso, concejal en el Ayuntamiento de Logroño, y haber pedido que se reintegraran los fondos percibidos por esta. Ciudadanos ha señalado no tener constancia todavía de esta petición y por ello ha preferido no hacer declaraciones sobre la misma.

«Inexplicablemente, y lejos de tomar acciones inmediatas contras las personas que habían realizado dichas contrataciones irregulares», señala Echazarra, al día siguiente de la remisión de la denuncia le envían por correo electrónico un acuerdo de incoación de expediente disciplinario por el que se le sanciona con la expulsión del partido.

El denunciante argumenta que, dado que la dirección del partido no puede alegar los verdaderos motivos de la expulsión, le incoaron un expediente sancionador por haber enviado unos correos que, supuestamente, habrían sido remitidos por otro ex miembro del partido.

Estos mensajes, dirigidos a todos los afiliados riojanos y en los que se vertían críticas a la formación naranja, habían sido enviados por Julio Jiménez Rubio siete meses antes y contra el cual la directiva no tomó medida alguna. «Con el fin de aclarar lo sucedido y dejar sin efecto el expediente sancionador, el Sr. Jiménez suscribió un documento en el que reconocía que él había sido el único autor de los correos y único responsable de su envío», resalta la denuncia.

Echazarra prosigue explicando que Jiménez había mandado varios correos a los afiliados, la mayoría desde un ordenador personal y uno de ellos desde el ordenador del ahora demandante. «No obstante, le indicó que no quería perjudicarle de ningún modo, que él había sido el autor de los correos, que de ninguna manera quería que se viera involucrado y que podía contar con él para que lo atestiguase ante las instancias del partido y cualquier otra que fuera necesaria», añade.

Sin embargo, concluye el ex miembro de la Junta Directiva, «el comité ejecutivo de Ciudadanos no se molestó ni tan siquiera en resolver sobre la prueba que había sido propuesta, ni ordenó su práctica, ni aportó copia del expediente disciplinario ni de la denuncia presentada, limitándose a desestimar mis alegaciones de forma injustificada e infundada».

Subir