La Rioja

El PP exige la dimisión inmediata del ex alcalde socialista de Ausejo como concejal

Foto: Ayuntamiento de Ausejo

«El ex alcalde y actual concejal del PSOE, Rafael Fernández, debe dimitir inmediatamente por su procesamiento y ante la inminente apertura de juicio oral». Es la rotunda afirmación que este sábado ha realizado el PP de La Rioja, tras rechazar Fernández un acuerdo con el Ministerio Fiscal -solicita para él cinco años de prisión como presunto autor de un delito de trato degradante en su modalidad de ‘mobbing’, otro de lesiones y un tercero de amenazas no condicionales- y quedar el caso pendiente de fecha para la celebración del juicio.

«Rafael Fernández ya tenía que haber renunciado a su acta de concejal hace tiempo», han señalado los populares, quienes han apuntado también que resulta «indecente que el PSOE de La Rioja exija la dimisión de otros por nada y avale a un concejal que está siendo juzgado por su actuación como alcalde y que está acusado de delitos tan graves». «Esta es la doble vara de medir del PSOE», han añadido.

«El municipio de Ausejo y sus vecinos no se merecen esta situación y, a la vista de que el concejal no tiene ninguna intención de renunciar a su acta, al menos su partido debería pedirle que la devolviera», han concluido los populares en un escueto comunicado.

EL CASO DEL EX ALCALDE

Pese a que el que fuera alcalde de Ausejo durante ocho años no haya llegado a un acuerdo esta semana, aún podría llegar a un entendimiento con el resto de las partes para aceptar una condena inferior a los cinco años que la solicitada por el Ministerio Fiscal, ya que el Juzgado aún no ha establecido ninguna fecha para la celebración del juicio.

El relato de la Fiscalía señala que Fernández presionó, amenazó y agredió al secretario-interventor del Ayuntamiento con el objetivo de que fuera «más laxo» y «menos riguroso» en sus informes sobre la legalidad de la actuación del alcalde en relación con la contratación administrativa efectuada por la corporación local, la concesión de licencias de obras y demás supuestos relacionados con la actividad contable.

El escrito de acusación apunta que el alcalde por aquel entonces «sometió, generalmente en su despacho, a una actitud vejatoria y humillante» al secretario. Al negarse el interventor, el acusado, según la Fiscalía, le profería frases del tipo «pierdes el tiempo», «Este informe, sabes lo que voy a hacer, tú guárdatelo y haces lo que se te ponga en los cojones con ello», «estoy hasta los cojones de informes» o «que te vayas por ahí».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir