La Rioja

FapaRioja reclama el copago en los comedores escolares riojanos

La Federación de Asociación de Padres de Alumnos de Centros Públicos (Fapa) de La Rioja ha pedido este jueves el copago del servicio de comedor escolar, dado que el precio para el próximo curso aumentará entre un 56 y 67 por ciento para el 44 por ciento de las familias, pese a las ayudas del Gobierno regional.

FapaRioja entiende que las ayudas anunciadas por la Consejería de Educación esta semana son insuficientes, ya que son las familias las que tendrán que soportar el gran aumento que ha experimentado el precio de los comedores escolares, ha añadido este jueves en una nota.

Además, ha explicado que en otras comunidades autónomas ya existe el sistema del copago, por el que se establece un precio máximo a abonar por las familias, a partir del que es la administración la que asume la diferencia a pagar a las empresas contratistas del servicio.

Por ejemplo, en Galicia y Asturias, independientemente del precio final del servicio, las familias no pagan más de 4,50 euros por menor y día; mientras que, en La Rioja, los precios oscilan entre 7,95 y 7,17, ha señalado.

La implantación de ese sistema de copago no debe ir en detrimento de las ayudas ya establecidas en favor de las familias con rentas más bajas, sino que deben reforzarse, ha detallado.

Ello permite, por ejemplo, que en Galicia, el 80 por ciento de las familias usuarias de los comedores gestionados por la Xunta son beneficiarias de ayudas y sólo pagan entre 0 y 1 euros por menor y día.

También se ha referido a que las familias sin ayudas, que representan a 1.379 comensales diarios este año en La Rioja, pagarán entre un 56 y un 73 por ciento más que al inicio del curso anterior.

FapaRioja valora el esfuerzo en la subida de las ayudas, pero cree que no es suficiente para paliar el encarecimiento que sufren todas las familias usuarias de comedor. Por ello, ha solicitado un “un apoyo más contundente”, con el que, más allá de la consideración del comedor escolar como servicio complementario por la ley, se valore su importancia real como un servicio esencial por varios motivos.

Entre esos motivos ha citado el económico, por constituir una verdadera política activa de empleo al permitir la conciliación de la vida familiar con la vida laboral; y el social, por dar cobertura nutricional a situaciones de exclusión social.

A ellos ha sumado el educativo y pedagógico por contribuir a que el alumnado refuerce vínculos sociales y adquiera hábitos de vida saludables.

Subir