La Rioja

Los vecinos denuncian otra “noche sin ley” en el Casco Antiguo de Logroño

La asociación Demanda Casco Antiguo, que agrupa a vecinos molestos por diferentes situaciones en esa zona de Logroño, ha denunciado públicamente el consumo de alcohol en calles de la zona y las aglomeraciones de personas fuera de establecimientos hosteleros de la plaza del Mercado, comportamientos prohibidos por las ordenanzas municipales.

Según ha explicado esta asociación en un comunicado, estas situaciones se han repetido el último fin de semana, cuando han comprobado como las puertas de los establecimientos se mantienen semiabiertas de madrugada y los clientes consumen en la vía pública, fuera del espacio regulado de terrazas y en un horario en el que ya están recogidas.

“La impunidad es total y no sabemos dónde están los agentes policiales para impedir estos incumplimientos tan flagrantes de las normativas y que, como siempre, martirizan a los residentes, totalmente desamparados sin que se garantice un derecho fundamental como es el del descanso y unos umbrales tolerables de ruido”, explica la asociación.

También afirman que se suman a la petición de FER-Hostelería, “cuyo portavoz ha manifestado en repetidas ocasiones que lo que quieren es mayor presencia policial para que se sancione a quienes no cumplen”.

Además recuerdan que todos estos hechos, y muchos otros, han sido denunciados ante el Ayuntamiento de Logroño por los vecinos “sin tener constancia de que se hayan abierto expedientes o se hayan impuesto sanciones”.

Si que reconocen una mayor presencia policial en el barrio desde que comenzó a denunciar el incivismo y el descontrol alimentado por algunos establecimientos hosteleros, aunque consideran que “si no se sancionan estos comportamientos poco o de nada sirve, ya que lo que quita el sueño a los residentes no son las meadas -que tampoco gustan- sino la impunidad con que se toleran estas prácticas”.

Por ello piden a los responsables municipales que hagan público el número de sanciones a ciudadanos por beber en la vía pública en el casco antiguo y, especialmente, a los establecimientos hosteleros que dispensan las bebidas.

Además, ante el incumplimiento que aseguran se produce de la normativa de reciclado de vidrio también piden al Ayuntamiento “que no ventile estos expedientes con una pequeña sanción medioambiental, sino que aplique las ordenanzas en su conjunto ante una práctica que demuestra además una absoluta falta de respeto y de convivencia con los residentes de la Plaza del Mercado”, concluyen.

Subir