Podcast

¿Arrancar viñedo? “Siempre piensas que al que le va ir mal es a tu vecino”

Una de las posibles medidas para paliar parte de la crisis que arrastra el sector del vino a nivel mundial lleva varios meses sonando también en Rioja: el arranque de viñedo. Considerada por muchos como la “última solución”, en diversos foros comienza a oírse esa idea como algo a estudiar en la Denominación de Origen Calificada (DOCa) para equilibrar la balanza entre producción y ventas. El director general del Consejo Regulador, José Luis Lapuente, la califica en su paso por el Boletín de Actualidad Riojana (BAR) como “complicada”.

*El audio completo de la entrevista está disponible en Ivoox, iTunes y Spotify.

“Hay muchas noticias en prensa, pero yo he visto poca realidad. Cuando aterrizas en todo este entramado comunitario, y digo comunitario porque incluso condiciona la administración de fondos propios a nivel regional o a nivel nacional, te das cuenta de que no es tan sencillo materializarlo”, señala, poniendo el acento en que al hablar de dinero público para subvencionar el arranque podría ser complicado el diseño de un marco jurídico.

“El problema está en no hacer una hoja de cálculo y hacer una lista acompañada de datos de superficie y esos datos de superficie acompañarlos de importes. Ojalá las cosas fueran tan sencillas, pero yo creo que es bastante más complicado. Sobre todo porque es un negocio con mucho apego y porque siempre piensas que a ti te va a terminar yendo bien y al que le va a ir mal o el que debe ser expulsado es tu vecino. Y eso yo creo que es un error de partida”, añade.

Lapuente no califica ni como “buena” ni como “mala” la propuesta, aunque sí es “consciente” de que hay voces que ponen esto de manifiesto y que incluso hay voces que censuran que esto no se discuta. “Lo que yo digo, y lo digo a nivel personal, es que da la sensación de que esto es crear una bolsa de dinero, hacer una hoja de cálculo y automáticamente en diez minutos tendremos la solución como el que hace una receta de cocina. Crear esa bolsa de fondos es muy complicado y tener la herramienta jurídica que permita repartir ese dinero también es complicado para finalmente hacer esa hoja de cálculo sabiendo que el viñedo está en manos de los productores”.

“También contamina un poco el pensar que hay una integración vertical por parte de las bodegas porque la gran mayoría de los viñedos están en manos de viticultores. Pensar en una lista alegre cuando la gente le da valor a su viñedo, cuando sabemos en definitiva dónde están las cotizaciones, cuando hay a lo mejor soluciones intermedias para mantener ese viñedo latente… pensar que esa Excel lo va a solucionar es un tanto ingenuo”, finaliza.

Recientemente, en una entrevista en Diario La Rioja tras la presentación del balance de comercialización de Rioja en 2023, el director general del Observatorio Español del Mercado del Vino, Rafael del Rey, también hablaba sobre esta cuestión. “El arranque de viñedos debiera ser la última medida en la que pensar”, indicaba, centrándose en dos motivos: “En primer lugar, me preocupan muchísimo los efectos medioambientales y sociales de la pérdida de masa vegetal de viñedo. Y en segundo lugar, porque el análisis de los datos en los últimos años demuestra que, en caso de que llegáramos a la conclusión de que sobra vino, algo que no lo doy totalmente por asumido, con menos viñedo se puede producir incluso más. La clave está en el rendimiento”.

Subir